Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Golpe de Estado en Egipto

Condenando cualquier clase de violencia, golpe de Estado y manipulación contra el sistema democrático, no dejo de realizar ciertas reflexiones:

¿Qué ha conducido a esta situación? Una votación democrática que, gracias a un programa ilusionante para la población, eleva a la presidencia del Gobierno a Mohamed Morsi, miembro del partido islamista Hermanos Musulmanes. En un año se produce una acumulación de poder absoluto en la presidencia, maniobrando, gracias al rodillo de su mayoría, para controlar los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Hay un incumplimiento sistemático del programa base de su elección y una asfixia progresiva de la población limitando el ejercicio de sus derechos fundamentales.

¿Suena todo esto a los actuales dirigentes europeos?

Siempre sin violencia, hemos de enseñar a nuestros políticos que el respaldo de las urnas no da patente de corso para la corrupción, el incumplimiento de promesas y la opresión a los ciudadanos.— Francisco Javier Colomer Paya. 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.