Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reconquistar el hogar

Para los que les gusta sumar y para los que prefieren restar, ideas que invitan al cambio de las viviendas con más imaginación y empeño que presupuesto

  • Una pared pintada puede convertirse en una pizarra. Como una gran página en blanco, el muro puede ser a la vez juguete y decoración. Permite que los niños aparten la cabeza de las pantallas de los ordenadores durante un rato y los responsabiliza con la creación y el mantenimiento de sus propias decoraciones. Este dormitorio infantil pertenece a una de las viviendas prefabricadas de la empresa Addomo.es ideada por los arquitectos gallegos Alfonso Salgado y Francisco Liñares.
    11. Pantallas por pizarra Una pared pintada puede convertirse en una pizarra. Como una gran página en blanco, el muro puede ser a la vez juguete y decoración. Permite que los niños aparten la cabeza de las pantallas de los ordenadores durante un rato y los responsabiliza con la creación y el mantenimiento de sus propias decoraciones. Este dormitorio infantil pertenece a una de las viviendas prefabricadas de la empresa Addomo.es ideada por los arquitectos gallegos Alfonso Salgado y Francisco Liñares.
  • Cada vez son más los fabricantes y diseñadores que apuestan por los muebles-arquitectura para colaborar en la distribución interior de oficinas y viviendas. La estantería Brick-Box funciona con cajas que se encajan. Sirve durante una mudanza y, como no precisa clavarse en una pared, puede convertirse en un tabique móvil en el interior de un piso. Como en los juegos de construcción, los cajones de este sistema de estanterías funcionan como un ladrillo, solo que para apilarse y convertirse en pared no precisan ni argamasa ni clavos.
    22. Con la casa a cuestas Cada vez son más los fabricantes y diseñadores que apuestan por los muebles-arquitectura para colaborar en la distribución interior de oficinas y viviendas. La estantería Brick-Box funciona con cajas que se encajan. Sirve durante una mudanza y, como no precisa clavarse en una pared, puede convertirse en un tabique móvil en el interior de un piso. Como en los juegos de construcción, los cajones de este sistema de estanterías funcionan como un ladrillo, solo que para apilarse y convertirse en pared no precisan ni argamasa ni clavos.
  • Un paso más para encarar el cambio minimalista. En lugar de volver a pintar las paredes, desnúdelas, descubra el ladrillo tras el yeso y pinte directamente sobre él. El acabado rústico exige un menor cuidado que una pared enyesada. El resultado es refrescante, joven y cercano a una estética industrial. Más allá de ahorrar en mantenimiento, las paredes desnudadas y repintadas son una alternativa contemporánea al socorrido y cansino gotelé. En la fotografía, el interior del estudio de interiorismo Metrocuadrado en Santiago.
    33. Desnuda Un paso más para encarar el cambio minimalista. En lugar de volver a pintar las paredes, desnúdelas, descubra el ladrillo tras el yeso y pinte directamente sobre él. El acabado rústico exige un menor cuidado que una pared enyesada. El resultado es refrescante, joven y cercano a una estética industrial. Más allá de ahorrar en mantenimiento, las paredes desnudadas y repintadas son una alternativa contemporánea al socorrido y cansino gotelé. En la fotografía, el interior del estudio de interiorismo Metrocuadrado en Santiago.
  • Más allá de físicamente, los espacios pueden también ocuparse visualmente. Los muebles menos visibles (transparentes, livianos o compactos) permiten mayor sensación espacial en las viviendas. También sucede con la vida a ras de suelo, que ocupa algo menos que la vida sobre los 50 centímetros de una silla o los 30 centímetros de un sofá. Las colchonetas pueden convertirse en sofá durante el día, y los sofás pueden servir de colchón por la noche, como sucede con los futones japoneses. En este apartamento, diseñado por los arquitectos de estudio COR en la playa alicantina de El Campello, la vida social y el descanso se hacen, salvo para comer, a ras de suelo.
    44. Vivir en el suelo Más allá de físicamente, los espacios pueden también ocuparse visualmente. Los muebles menos visibles (transparentes, livianos o compactos) permiten mayor sensación espacial en las viviendas. También sucede con la vida a ras de suelo, que ocupa algo menos que la vida sobre los 50 centímetros de una silla o los 30 centímetros de un sofá. Las colchonetas pueden convertirse en sofá durante el día, y los sofás pueden servir de colchón por la noche, como sucede con los futones japoneses. En este apartamento, diseñado por los arquitectos de estudio COR en la playa alicantina de El Campello, la vida social y el descanso se hacen, salvo para comer, a ras de suelo.
  • El recurso que mayor proporción de cambio ofrece a partir de una mínima inversión siempre tiene que ver con el color. En paredes enteras o parciales, puede contribuir a dar vida a las estancias interiores aunque, si el tono es oscuro y la luz escasea, puede restar luminosidad. Si no se quiere un cambio radical, utilizar los subrayados de color en macetas, pantallas de lámparas, alfombras o cojines también contribuye a transformar la casa con escaso desembolso y con posibilidad de vuelta atrás. En la imagen, un pequeño aseo gana protagonismo pintado en un intenso tono de amarillo y con un lavabo ideado por las interioristas de Minim en Barcelona.
    55. La magia del color El recurso que mayor proporción de cambio ofrece a partir de una mínima inversión siempre tiene que ver con el color. En paredes enteras o parciales, puede contribuir a dar vida a las estancias interiores aunque, si el tono es oscuro y la luz escasea, puede restar luminosidad. Si no se quiere un cambio radical, utilizar los subrayados de color en macetas, pantallas de lámparas, alfombras o cojines también contribuye a transformar la casa con escaso desembolso y con posibilidad de vuelta atrás. En la imagen, un pequeño aseo gana protagonismo pintado en un intenso tono de amarillo y con un lavabo ideado por las interioristas de Minim en Barcelona.
  • Apretarse en una estancia para liberar otra es el clásico en tiempos de crisis. Sucede temporalmente cuando se reciben visitas. Puede hacerse de manera permanente para dejar una estancia libre para otro uso o para ampliar la cocina o la sala de estar. La clave consiste en pensar para qué se utilizan las habitaciones. Si solo es para dormir, con una cama basta y aunque al juntar tres el acceso tradicional se complica y hacerlas se puede convertir en un puzle,  el montaje funciona en una habitación infantil. Eso sí, cuando escasea el espacio, la manera más cómoda de hacer una cama es empleando una funda nórdica: se estira y listo. En el ejemplo, un dormitorio en una vivienda de la colonia Cruz del Rayo de Madrid proyectado por Olalquiaga Arquitectos.
    66. Donde caben dos, caben tres Apretarse en una estancia para liberar otra es el clásico en tiempos de crisis. Sucede temporalmente cuando se reciben visitas. Puede hacerse de manera permanente para dejar una estancia libre para otro uso o para ampliar la cocina o la sala de estar. La clave consiste en pensar para qué se utilizan las habitaciones. Si solo es para dormir, con una cama basta y aunque al juntar tres el acceso tradicional se complica y hacerlas se puede convertir en un puzle, el montaje funciona en una habitación infantil. Eso sí, cuando escasea el espacio, la manera más cómoda de hacer una cama es empleando una funda nórdica: se estira y listo. En el ejemplo, un dormitorio en una vivienda de la colonia Cruz del Rayo de Madrid proyectado por Olalquiaga Arquitectos.
  • Los tonos claros y lisos agrandan las estancias. Librarse de todo cuanto uno acumula y no usa, también. Frente a los que opinan que una vivienda vacía es una casa sin memoria están quienes defienden que una estancia vacía se estrena cada día. Este dormitorio pequeño, blanco y de una austeridad casi monacal es un lugar luminoso porque el interiorista que lo ideó, Francesc Rifé, eligió la resta para aumentar el confort, el espacio y la tranquilidad de esta habitación creada para un apartamento de Cadaqués (Girona).
    77. Operación limpieza: reste Los tonos claros y lisos agrandan las estancias. Librarse de todo cuanto uno acumula y no usa, también. Frente a los que opinan que una vivienda vacía es una casa sin memoria están quienes defienden que una estancia vacía se estrena cada día. Este dormitorio pequeño, blanco y de una austeridad casi monacal es un lugar luminoso porque el interiorista que lo ideó, Francesc Rifé, eligió la resta para aumentar el confort, el espacio y la tranquilidad de esta habitación creada para un apartamento de Cadaqués (Girona).
  • Un cuento tradicional inglés invita a llenar la casa de amigos para ampliar sus dimensiones. La idea es sentir el espacio más holgado cuando los amigos se van. Un efecto parecido producen las plantas. Arropan, decoran y acompañan, pero apenas roban sitio. Dejan ver a través de sus tallos e invitan a difuminar la frontera entre el piso y la calle. El regreso de las plantas coincide con la recuperación de las terrazas y balcones: de cuarto de los trastos a rincón verde de la casa.
    88. Recuperar la terraza. Dejar entrar el verde Un cuento tradicional inglés invita a llenar la casa de amigos para ampliar sus dimensiones. La idea es sentir el espacio más holgado cuando los amigos se van. Un efecto parecido producen las plantas. Arropan, decoran y acompañan, pero apenas roban sitio. Dejan ver a través de sus tallos e invitan a difuminar la frontera entre el piso y la calle. El regreso de las plantas coincide con la recuperación de las terrazas y balcones: de cuarto de los trastos a rincón verde de la casa.
  • Un clásico del bricolaje convertido en hobby e incluso en receta de auto-ayuda. La propuesta pasa tanto por construirse una mesa a partir de unas cajas de fruta como por tunear los muebles pintándolos, forrándolos acortando las patas de una mesa o construyendo cajoneras para almacenar ropa, mantas o zapatos debajo de la cama. Los muebles de la serie Make it Better, ideados por el estudio barcelonés Lagranja, ofrecen bancos, sillas y mesas de varios tipos para ser montados en casa.
    99. Hágalo usted mismo Un clásico del bricolaje convertido en hobby e incluso en receta de auto-ayuda. La propuesta pasa tanto por construirse una mesa a partir de unas cajas de fruta como por tunear los muebles pintándolos, forrándolos acortando las patas de una mesa o construyendo cajoneras para almacenar ropa, mantas o zapatos debajo de la cama. Los muebles de la serie Make it Better, ideados por el estudio barcelonés Lagranja, ofrecen bancos, sillas y mesas de varios tipos para ser montados en casa.
  • Creernos de verdad que la ciudad es el salón colectivo no solo ampliaría nuestras casas, nos llevaría a cuidar mejor el barrio donde habitamos y a humanizarlo. Lo que distingue la calidad de vida en las diversas ciudades es, en gran medida, la vida que es posible hacer en sus calles. Con aceras más llenas de gente, bancos, árboles y juegos infantiles, se consiguen sociedades más aireadas, vecindarios más seguros y ciudadanos más solidarios. Un ejemplo es la reordenación de la neoyorquina Times Square realizada a partir de consultas ciudadanas.
    1010. La ciudad es la casa de todos Creernos de verdad que la ciudad es el salón colectivo no solo ampliaría nuestras casas, nos llevaría a cuidar mejor el barrio donde habitamos y a humanizarlo. Lo que distingue la calidad de vida en las diversas ciudades es, en gran medida, la vida que es posible hacer en sus calles. Con aceras más llenas de gente, bancos, árboles y juegos infantiles, se consiguen sociedades más aireadas, vecindarios más seguros y ciudadanos más solidarios. Un ejemplo es la reordenación de la neoyorquina Times Square realizada a partir de consultas ciudadanas.