Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobierno griego pone en peligro la venta de Skorpios

El ministerio de Hacienda analiza si la operación incumple el testamento de Aristóteles Onassis

Ekaterina Rybolovleva compró el terreno en abril por 117 millones de euros

Athina Onassis. Ampliar foto
Athina Onassis.

El ministerio de Hacienda de Grecia deberá aprobar la venta de la isla Skorpios a la hija del multimillonario ruso Dmitry Rybolovlev donde está enterrado el magnate naviero griego Aristóteles Onassis, según ha anunciado un portavoz gubernamental. La transacción "ha sido sometida al consejo jurídico del Estado para examinar si se plantea la cuestión de la protección del interés público y de los mejores medios de garantizarlo", ha asegurado el ministerio de Finanzas, en un documento parlamentario citado por la agencia griega Ana.

La cuestión fue planteada por el diputado conservador Iannis Mihelakis, tras el anuncio de la venta, efectuada en abril por la única heredera del magnate, Athina Onassis. Invocando el artículo 9 del testamento del armador, el parlamentario considera que la isla tenía que haber sido cedida al Estado griego.

Ekaterina Rybolovleva, la hija de 24 años del multimillonario rusoRybolovlev, propietario del Mónaco, el equipo de fútbol,comprado Skorpios por 100 millones de libras (unos 117 millones de euros) el pasado mes de abril.

La isla griega, situada en el mar Jónico, era hasta ahora propiedad de Athina Onassis, que la heredó de su familia. Allí están enterrados su abuelo el famoso armador Aristóteles Onassis, su madre Cristina y su tío Alexander. Hace cinco años la heredera del mítico clan, y última descendiente viva, puso a la venta esta idílica e histórica isla que vivió grandes momentos como la boda de Onassis con Jackie Kennedy. Un lugar que no pisaba su actual propietaria, decidida a llevar una vida más discreta que la de sus antepasados.

Katia ha firmado el cheque pero en realidad quien está detrás de la compra de Skorpios es su padre, Dmitry Rybolovlev, un multimillonario ruso que ha hecho de la ostentación su bandera. Tiene un barco de100 millones, una mansión de 95 millones adquirida en metálico en 2008 a otro multimillonario, Donald Trump, en Palm Springs; además de un Airbus privado y picassos y van goghs decorando el cuarto de baño…

Pero detrás de tanto lujo excesivo se esconde la historia de quien fue accionista de Uralkali –gigante de la industria del fertilizante– que estuvo en la cárcel al ser acusado del asesinato de otro empresario a mediados de los noventa. Aunque finalmente quedó en libertad por falta de

Más información