Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mujeres que abortan: tú, yo, todas...

Mujeres que abortan: tú, yo, todas...

En otro contexto, en cualquier otro lugar lejos del debate sobre el aborto, la expresión “decidir nos hace libres” cobraría sentido. Porque es cierta, lógica, coherente y razonable en un país democrático. Decidir nos hace libres. Y, entonces… ¿por qué se cuestiona cuando hablamos del derecho a decidir de las mujeres? ¿Por qué se cuestiona cuando hablamos de madres ante una situación concreta en su vida? ¿Por qué la modificación de la ley del aborto la lidera un hombre?

Este post, estas palabras, deberían estar redactadas por cientos y cientos de madres cuyas historias causarían espinas entre los miembros de un Parlamento. Historias para remover asientos. Pero parece que estas historias sólo son escuchadas por unos pocos. Quiénes van a aprobar el endurecimiento de la ley, no sólo no escuchan, no sólo no atienden a comprensiones, sino que jamás se sentirán identificados con esos casos.

Se pide el aborto legal, seguro, libre y gratuito. No una ley que sea un viaje al pasado, no una ley para contentar a unos pocos electores, no una ley para aumentar desigualdades, no una ley con diferencias de acceso a las oportunidades. Hablamos de seguridad, hablamos de oportunidad y hablamos de igualdad.

Este vídeo que ha lanzado la plataforma “Decidir nos hace libres” explica de manera contundente quiénes son las mujeres que abortan. Es un mensaje lanzado por personas conocidas por la sociedad española y que son un referente en diferentes ámbitos de la cultura, la política y la educación. En sus voces están las de miles y miles de mujeres que desean que su ley las proteja, que las ampare y que las trate igual que al resto de mujeres independientemente de su capacidad económica, de su situación laboral o su influencia social.

“Anticonceptivos para no abortar. Aborto legal para no morir”. Este es el mensaje de esta campaña para movilizar. Una comunicación directa para remover conciencias. Piden que no sean las mujeres, una vez más, quiénes paguen esta crisis. La batalla de esta crisis no pasa por retroceder en derechos modificando la ley del aborto. Se confundieron de rival.

Comentarios

Los derechos son siempre positivos en cuanto permiten a unos ciudadanos acceder, bajo el amparo de la ley y las instituciones, a mejorar su calidad de vida si considera que le es conveniente ejercerlos. Los represores, bajo el mentiroso manto de la seguridad jurídica y el orden (el suyo), los restringen porque quieren que todos actúen como ellos, porque detestan comportamientos que no sean los que dictan su moral, tanto para ellos como para el resto.http://casaquerida.com/2013/05/21/la-justicia-al-servicio-del-delito/
http://nelygarcia.wordpress.com. Excelente vídeo que muestra la cruda realidad. En el pasado reciente, las mujeres con medios económicos, viajaban a Londres para abortar y muchas pobres sin recursos, pagaban con su vida por ponerse en manos, de personas sin conocimientos suficientes. ¿Queremos volver a lo mismo?.
No se puede entender a día de hoy, que aun llevemos los ojos envueltos por una venda, y que nos dejen mirar solo una rendija, como un favor.Intentando ponerle vallas al campo de la sociedad actual en pleno siglo XXl.Pero es que nadie se ha levantado del asiento, levantando la vista y ha pegado un vistazo a su alrededor.La sociedad que ve aquí y fuera de aquí, no le dice nada.¿Se puede alguien imaginar salir a las autopistas con un seiscientos y querer adelantar al resto de los coches.Es un sinsentido.Pues lo mismo es intentar decirle a la gente de hoy que no haga lo que hace todo el mundo en todas partes.Civilizadamente.Y quienes lo disimulan también.Que cuando se tiene dinero, no hoy cortapisas.
Soy progresista; lo he sido siempre. En la creencia de que era primordial defender a los más débiles, a los más pequeños, como decía Sampedro, a los que no tienen voz. Por eso he pertenecido a Amnistía Internacional y me he manifestado en contra de la pena de muerte, las torturas y las guerras. Y fue una militante comunista, sindicalista además, la que con 18 años me dijo: "Responsabilidad, hay que hablar de la responsabilidad con esos que no han nacido, con esos que llegarían a ser personas". Y me convenció de que esos tan pequeñitos, a los que no vemos, son los más débiles de todos. Puedo entender todos los problemas por los que pasan muchas mujeres, pero no entra en mi entendimiento que ningún problema (de otros) en este mundo se resuelva acabando con la vida de ningún ser humano. Y mucho menos cuando hay medios e información suficientes para evitar esos embarazos. Responsabilidad.
En caso de 'accidente' tengo que formar una familia porque un político lo decide por mi?. Estas leyes solo retrotraen a esos tiempos en los que las ricas se compraban un billete a Londres para hacerlo con garantías y las pobres arriesgaban sus vidas haciendolo y se contabilizaban muertes por cientos cada anho entre ellas. Abortos los ha habido siempre y ninguna ley lo va a impedir, sólo hay que dar algo de salubridad y seguridad al asunto, no se le puede pedir menos a la sociedad.
Puestos a decidir, si una chica de 16 años puede decidir abortar habrá que dejarla decidir comprarse una botella de alcohol y un cartón de tabaco. Para que sea libre. Y en el estanco y en la licorería ni hablar de un mensaje del tipo "el tabaco y el alcohol es malo para la salud" igual que no lo va a encontrar en una clínica abortista de las que defienden su libertad a 500 pavos pagados por la sanidad pública por niño muerto. Por supuesto no me explico cómo todavía se coarta la libertad de la gente que hace una compra a plazos o se mete en una multipropiedad exigiendo que se le deje un periodo de reflexión antes de hacer firme la compra. Vas, firmas y ya está. La verdad es que esto tiene muy poco que ver con la libertad de la mujer, y lamentablemente muy poco con el derecho a la vida del niño, ya que ambas consideraciones están supeditadas al modelo de negocio de matadero a gran escala, que es el que da pasta, que tienen montado unas empresas que tienen generosamente untados a ciertos políticos cuando no son directamente socios de la misma.
Estoy de acuerdo con el comentario de Marta. Solo deseo añadir que hay que concienciar a chicos y chicas acerca de lo que es el sexo. Desear comer porque tengo hambre no significa la avaricia de comer. El sexo, al igual que el alimento, es una necesidad biológica. Luego, se puede evitar la indigestión al igual que se puede evitar el embarazo. El aborto de fetos mal formados o con herencias genéticas negativas está justificado, al igual que lo está cuando el feto es el resultado de una violación.
¿Cuándo el Minsitro de Justicia hará mención a los hombres que dejan embarazadas a las mujeres y después no se responsabilizan de lo que viene después? ¿Cuándo se van a contabilizar las familias monoparentales, de mujeres solas con un o mas hijos porque el padre les ha abandonado para seguir teniendo hijos con otras?¿Cuándo los ministros masculinos van a incluir en la educación la prevención de embarazos no deseados?
Es bastante curioso que el mismo partido político que ha creado una ley educativa en la que las personas con discapacidades queden excluidas, hablen de protegerlas con la reforma de la ley del aborto.¿Para qué quieren que nazcan este tipo de criaturas: para poder reírse de ellas en la cara y decir "yo obligué a tu madre a que nacieses para ahora poder joderte la vida"?Si tanto les preocupa la vida, que aparquen el neo-liberalismo a un lado y que comiencen por promover una sociedad cooperativa en donde ningún ser quede desprotegido.Si no, por el momento, mejor que las criaturas no nazcan. Muchos y muchas preferirían que les hubiesen abortado a tener que verse ahora en determinadas circunstancias que el PP y el resto de políticos del mundo han creado en nuestra sociedad.Si de verdad quieren proteger la vida, que empiecen por proteger de las que han nacido y van a sufrirla... ¡y que se dejen de hipocresía!laserpiente-alada.blogspot.com.es/2013/05/la-hipocresia-pro-vida.htmlSaludos.
De lo que se trata, entiendo yo , es de no penalizar el aborto. La ley no obliga.a abortar. Por otro lado pienso que se protege la vida del niño si antes se protege la de la madre. Se la prepara para la vida, se le da una educación, una formación digna, las herramientas para ser una persona autónoma y responsable, libre e integrada en su sociedad. Se promulgan unas leyes que favorezcan, de verdad, la maternidad en una sociedad solidaria con las madres y los niños. Va por ese camino la reforma educativa y los recursos que se destinan a ella? Acaso se van consolidando los comedores escolares, las escuelas infantiles? Por qué algunas vacunas las recomienda el pediatra a madres que no las pueden pagar, pero no forman parte del calendario oficial de vacunaciones? esa es la política de protección a la vida? No hablemos de si las niñas pueden o no decidir abortar , que madre quiere que su niña de 16 años tenga un niño/a? Y son las madres las culpables del consumo de alcohol de los jóvenes? Esa no es la cuestión. La cuestión está en que los jefes de la tribu y los hechiceros tienen que decidir sobre el cuerpo de sus hembras.
Ahora no arrojamos a los bebes al Monte Taigeto, ahora los matamos directamente en el vientre de la madre.¡Qué progresistas y civilizados que somos!
Estoy con Almudena, ¿Cuando la prevención del embarazo va a ser responsabilidad de los hombres?¿Porqué no se habla de los padres de los fetos abortados? Las mujeres son señaladas y continuamente responsables de quedarse embarazadas ¿con la intervención del espíritu santo? que den la cara los santos varones que no utilizan anticonceptivos en sus relaciones sexuales.
Las mujeres queremos tener derecho al Aborto Legal y es posible que muchas no abortemos nunca porque no hemos tenido la necesidad de hacerlo pero queremos que la ley exista.