Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Coordinado por PILAR JERICÓ

Claves para desarrollar nuestro talento

Claves para desarrollar nuestro talento

Todos tenemos talento, aunque no tengamos talento para todo. El talento es la capacidad que nos hace alcanzar resultados extraordinarios en nuestro trabajo o en nuestra vida privada. Y lo más importante, se puede desarrollar. Vamos a ver a continuación algunas claves para ello:

  • Motivación. El talento requiere pasión, es decir, que la actividad que hacemos realmente nos motive. Al principio, cuando somos pequeños la motivación puede ser externa, cuando los padres se empeñan en que sus hijos hagan un determinado deporte o eligen para ellos una afición. Sin embargo, por mucho reconocimiento externo que tengan, si los niños no disfrutan con ello, pueden acabar aparcando las raquetas, las zapatillas o la partitura. Del mismo modo todo lo dicho se puede trasladar al mundo laboral. Richard Branson, creador del emporio Virgin, afirma que su principal lema empresarial es “¡Venga, vamos a divertirnos!
  • Saber cómo. Para poder perfeccionar nuestras habilidades necesitamos tener conocimientos que nos permitan lograrlo. Disfrutar con una actividad nos lleva a perfeccionar nuestros conocimientos sobre la misma. La biografía de Thomas Edison relata cómo devoraba todos los libros de física de la librería dónde trabajaba. Esas lecturas le dieron la formación suficiente (puesto que no tenía estudios universitarios) para patentar, entre otros inventos, la lámpara de incandescencia. Si la motivación impulsa a realizar la actividad, el conocimiento permite mejorarlo.
  • Constancia. Por último, el talento se materializa en acciones. Necesitamos tiempo, esfuerzo y mucha, mucha repetición para crear nuevos hábitos. Como lo resumen magníficamente uno de los mejores jugadores de la historia de la NBA, Larry Bird: “Es curioso, cuanto más entrenamos, más suerte tenemos”.
  • Recursos. Necesitamos recursos en tiempo y en medios para poder formarnos. La intenciones siempre son buenas, pero si no tenemos posibilidades para conseguirlo, será difícil que alcancemos resultados extraordinarios. Así se ve en el deporte. Sin ir más lejos, el gran salto en el número de medallas conseguidas por España en unas Olimpiadas fue en Barcelona 92. En Seúl habíamos conseguido solo cuatro y ante el fracaso que podía avecinarse, se creó el programa ADO (Ayuda al Deporte Olímpico) que tenía como objetivo invertir en el desarrollo de los deportistas. El resultado fue todo un éxito: 64 millones de euros recaudados entre las empresas y 22 medallas para España. “La diferencia era enorme: de malvivir con una beca de 25.000 pesetas al mes, a tener un salario de 150.000 pesetas”, recuerda Sandra Myers, récord de España en 100, 200 y 400 metros lisos. Aunque en las siguientes Olimpiadas el número de medallas descendió (y habrá que ver que sucede en las próximas Olimpiadas de Brasil con los recortes que estamos viviendo), en cualquier caso se puso de manifiesto algo crucial para el desarrollo de las capacidades: Si queremos desarrollar talento necesitamos invertir recursos en ello. Y esto, por supuesto, es de aplicación tanto para las empresas como para nosotros a la hora de mejorar alguna habilidad.

Recetas

  1. La primera clave para saber en qué tenemos talento es pensar en aquello que nos apasiona. Reflexiona sobre si lo que quieres alcanzar es algo que realmente te enamora.
  2. Para mejorar en algo es recomendable invertir tiempo en estudiarlo, practicarlo o mantener contacto con personas que ya sepan hacerlo. Ponte cerca de los mejores para conseguir aquello que quieres alcanzar.
  3. Repetición, repetición y repetición. No hay talento sin hábitos, no hay talento sin esfuerzo. Por ello, una vez más, marca un plan de acción para que, al menos, semanalmente te veas obligado a repetirlo.

Fórmula

Desarrollo de talento: Motivación + saber cómo + constancia + recursos.

Basado en el libro: La Nueva Gestión del Talento

Foto: JONATHAN EVANS (GETTY)

Comentarios

Morar en un pais en que los políticos sean decentes y tengan verguenza en la cara o que se suiciden se fueren pillados como en Japon. Esto és lo principal. Aprender a usar la intuicion tambien és muy bueno.
Buena formula , apuntare la receta
Exacto Pilar, siempre podemos desarrollarlo. Recomiendo el libro de Dan Coyle, Las Claves del Talento. La constancia, motivación y una energía especial son necesarias para que todos podamos tener talento. Es un libro imprescindible.
Y no nos olvidemos de otra máxima que también tiene mucho de verdad: la necesidad agudiza el ingenio :)
Soy aficionado al Golf, que como todo el mundo seguro que sabe, es un deporte extremadamente difícil, aunque visto en televisión parece un juego de niños. La clave está en la práctica, en la repetición, hasta automatizar los movimientos. Estoy de acuerdo con lo expuesto en el artículo. El talento hay que "desarrollarlo" a base de estudio y práctica.
El talento es una excelencia que nos viene de rebote después del trabajo ordenado y laborioso.A lo largo de los años, las generaciones preparadas y bien educadas aportan talento a la sociedad de la forma más natural del mundo.Y nos sale un científico de primera, donde antes teníamos un descargador de muelles.Algo que nos podemos permitir después de laborar ocho horas seguidas, o más.Quienes después de estar en paz con uno mismo y su familia, y con todos los muebles en su sitio decide mejorar su casa o su entorno, sea en lo social, en el ocio, o en lo laboral.Ideas de progreso lo llaman.Con ilusión y con satisfacción, nos llega el talento y lo ponemos en práctica, sin rebotes ni malos rollos.Sin ansiedades.Y la conciencia tranquila.El talento nace del orden social continuado y el trabajo bien hecho.
Que bueno es este post...la verdad que tiene toda la razón del mundo, yo al menos lo esto intentando explotar,jijiji. http://ladimi.blogspot.com.es/search/label/Colgantes
Un excelente motivo para un blog! Por lo general es entre el fin de la infancia y el comienzo de la pubertad cuando aparecen las vocaciones que por lo general, no nos van a abandonar por el resto de la Vida. Cada uno de nosotros ha venido a cumplir UNA MISIÓN en este mundo. La cuestión es DARNOS CUENTA ,tomar consciencia de aquello para lo cual la Vida nos abrió sus puertas.Lo mas importante es lo que ha mencionado MATEO, obrar siempre con nuestra consciencia en Paz. Cuando uno pone su voluntad en marcha, se nos van dando todas las herramientas para realizar nuestra obra.Cordiales saludos.
Muchas gracias por los comentarios y aportaciones. Gracias por la biografía que mencionas, Victor; por los comentarios respecto al golf, Organizado. Ciertamente es un deporte que requiere mucha concentración y mucha orientación al logro.Mateo, completamente de acuerdo. De hecho, el talento individual requiere que aporte en el social para que se entienda como tal. Igual ocurre en los equipos: un gran jugador si no aporta valor a su equipo, no se puede considerar como talento.Y si, Beatriz, la sensación de misión es algo que nos da mucha fuerza. A veces no es algo elevado, puede ser el mero disfrute de un deporte. La intuición en el desarrollo del talento es crucial, como algo menciona Paula. Y seguir nuestra intuición nos da claves para identificar nuestra misión o nuestro sentido.Un saludo