Cartas al director
i

La diplomacia de las variedades

Kansas City, Misuri, EEUU. - 10 mar 2013 - 23:28 UTC

Para nadie es un secreto la labor altruista del actor George Clooney con la crisis humanitaria en Sudán hasta el punto de financiar satélites que puedan ser testigos de matanzas contra la población.Después del devastador terremoto en Haití, un maratón de canciones en directo y actores al teléfono recaudó una ingente cantidad de dinero destinada a su reconstrucción.

Un polémico y retirado jugador de baloncesto ha conseguido lo que ni siquiera los más hábiles diplomáticos estadounidenses soñaron, departir con el dictador de Corea del Norte. Imagino que en cuanto puso un pie en suelo norteamericano, la CIA le sometió a extensos interrogatorios para extraerle cualquier tipo de inteligencia de ese curioso encuentro. A pesar de su experiencia en descifrar mensajes, les habrá resultado complicado extraer sentido a las respuestas de Rodman.

Ahora que Obama valora todas las contribuciones económicas a su campaña presidencial para nombrar embajadores, dejando a un lado el profesionalismo y la meritocracia, por qué no designar a este jugador como el primer embajador norteamericano en la historia de Corea del Norte.— Luis Peraza Parga.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50