Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anderson Cooper quiere un mundo fuera del armario

Uno de los periodistas gais más influyentes del mundo, hijo de la heredera Gloria Vanderbilt y que admitió su homosexualidad hace un año, pide más visibilidad

El periodista de CNN Anderson Cooper.
El periodista de CNN Anderson Cooper. GETTY

El corresponsal, periodista de CNN y figura pública Anderson Cooper ya era considerado uno de los homosexuales más poderosos en la industria del entretenimiento incluso antes de salir del armario. De hecho este popular rostro de la televisión estadounidense reconoció su homosexualidad hace menos de un año y lo hizo en un correo electrónico que aceptó que uno de sus amigos divulgara. “Soy gay, siempre lo he sido, siempre lo seré y no puedo estar más contento, cómodo y orgulloso con ello”, dijo entonces. Ahora Cooper, 45 años, es objeto de un homenaje de la Asociación contra la difamación de Homosexuales, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales (GLAAD) además de instar públicamente a que otros sigan su ejemplo. “Sé que es una decisión personal que cada uno tiene que tomar siguiendo sus propias razones pero obviamente todos estaríamos mejor con más visibilidad”,

 Anderson, al frente del programa Anderson Cooper 360, ha sido descrito como uno de los “periodistas gais más prominentes en la televisión estadounidense” según The New York Times. Temas asociados con la homosexualidad están incluidos en su cobertura informativa como reportajes contra el abuso a homosexuales en las escuelas, la vida de las familias de los transexuales o el peligro de aquellos que ofrecen terapias para abandonar la homosexualidad o de políticas como la de “No preguntes, no contestes” que durante años dominó la presencia homosexual en el ejército estadounidense. Y además ahora el periodista quiere ser la voz de la razón que convenza a otros a vivir su sexualidad en público. Como explicó después de la entrevista, el periodista entiende que cada uno esté atravesando un diferente momento en su vida. Pero sin decir nombres, Anderson añadió: "Hay un montón de gente que conozco y me sorprende que no salga del armario dada la forma progresista en la que viven otros aspectos de sus vidas”.

Hijo de la heredera Gloria Vanderbilt, Anderson  recuerda la proclive que era su madre a la hora de hablar de su vida privada (casada con Leopold Stokowski y que en su biografía hizo públicos sus escarceos amorosos con famosos) pero cómo le frení a la hora de hablar de la suya. Sin embargo el sentimiento de que su silencio era visto como señal de que se avergonzaba de su condición le hizo admitir públicamente su orientación sexual.

Ahora, el próximo 16 de marzo, recibirá el premio Vito Russo en la 24 edición de la gala de los premios GLAAD pasando a formar parte de una lista en la que figuran Ricky Martin, Nathan Lane, Elton John o Rosie O’Donnell. Reservado a la hora de dar detalles sobre su vida privada, Anderson mantiene desde 2009 una relación con Benjamín Maisani, propietario de un bar y con quien ha comentado que le gustaría casarse y tener familia.