Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La enésima reforma educativa

Asistimos en estos días a la enésima intentona de reforma educativa de este país, una más en el largo devenir de fiascos legislativos orientados al interés generalizado del político gobernante. Una reforma marcada por la contención del gasto y el recorte presupuestario, paradójicamente a costa de un aumento de horas lectivas y reducción del profesorado. Las decenas de miles de docentes interinos que en años anteriores han ejercido su actividad en centros públicos de enseñanza se ven en la actualidad abocados a abandonar su profesión ante los recortes presupuestarios de las Administraciones con la consiguiente pérdida de recursos humanos que ello implica. Lejos de focalizar la inversión en el capital humano, la reforma se centra en perseguir quimeras de escasa relevancia educativa, pero muy eficaces en materia de rédito electoral, obviando una vez más la precariedad existente en el cuerpo docente. Por ello, la constitución de un cuerpo de enseñanza estable y motivado, cuya labor docente no se vea amenazada por los avatares de una clase política más interesada en alcanzar sus propios intereses partidistas que en garantizar la verdadera calidad educativa, podría constituir el primer paso para además atajar, entre otros, el sangrante problema del fracaso escolar en España.— Saturnino Martínez Verdú.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.