Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Shakira y Piqué incumplen la norma al llevar a su bebé en coche

La Asociación de prevención de accidentes descubre que Milan viaja sin la silla reglamentaria

Shakira conduce y Piqué lleva al niño en un portabebés.
Shakira conduce y Piqué lleva al niño en un portabebés.

Shakira y Piqué han sido pillados cometiendo una infracción con su niño. La pareja viajaba en su coche, conducido por la cantante, con el futbolista en el asiento del copiloto y sin una silla con el sistema de retención infantil reglamentario. Milan, en cambio, iba en un mochila portabebés que su padre llevaba colgada del cuello. La foto, al parecer, fue obtenida el pasado domingo después del partido entre el Barcelona y el Getafe, que supuso la primera visita del niño al Camp Nou, donde su padre marcó un gol que le dedicó.

Ha sido Aesleme, Asociación de prevención y de víctimas de accidentes, quien ha descubierto la infracción. "Queremos manifestar nuestro rechazo y hacer llegar nuestra reprobación al jugador del Barcelona Gerard Piqué, que como muestra la imagen, lleva a su hijo recién nacido en brazos, en una mochila portabebé, en el coche. Nos parece absolutamente irresponsable su actitud, tanto como padre como personaje público".

La fiscalía de Seguridad Vial, en 2012, ante los datos que señalaban que casi la mitad de los niños muertos en accidentes de tráfico no utilizaba sistema de retención infantil, puso en marcha un nuevo protocolo de investigación de estos accidentes, con informes forenses y de policía judicial, estudios fotográficos y datos del peso y la talla de los menores, para determinar posibles imputaciones por homicidio imprudente. "Como no se nos pasa por la cabeza que Piqué, así como todas aquellas personas que no protegen a sus hijos como es debido, cuando son pasajeros de un vehículo, puedan desear algún mal para sus niños, estamos convencidos de que el problema es la falta de información o conocimiento sobre las consecuencias de su actitud".

Aesmele recuerda que a 50 km/h y ante un accidente de tráfico -que puede ocurrir por el fallo o despiste de un tercero y no depender de nosotros-, un hombre que pesa 80 kilos, sin cinturón de seguridad, es proyectado hacia el parabrisas con una fuerza equivalente a más de 2.000 kilos y el airbag salta a una velocidad de 250 km/h, por lo que su hijo quedaría violentamente aplastado por el cuerpo del jugador de fútbol y por el airbag, si no está desactivado. "Y en el caso de que el jugador del Barcelona lleve el cinturón de seguridad, algo que no se aprecia bien en la imagen, su bebé recién nacido probablemente se fracturaría el cuello contra el pecho de su padre en un impacto".

No es la primera vez que la pareja es criticada por su manera de conducir. Hace un año, un grupo de fotógrafos denunciaron que en ocasiones vulneraban las normas de tráfico para huir de ellos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >