Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última Lotería de Navidad libre de impuestos

El del Gordo será el último sorteo cuyos premios grandes no tributarán. Parte de los premios del Niño ya irán a las arcas del Estado

Ampliar foto
Celebración del sorteo de la Lotería de Navidad, en el Palacio de Congresos de Madrid.

Estas Navidades no habrá que compartir el premio con el erario público. Será la última vez. El 2012 es el del Gordo libre de impuestos. El último sorteo en el que no habrá que hacer cuentas para saber cuánto engordará la cuenta bancaria. En 2013, cuando entre en vigor la nueva legislación impulsada por el Gobierno, Hacienda dará un pellizco del 20% a los premios más altos. A partir de los 2.500 euros, habrá que compartir la suerte con las arcas públicas. El Sorteo del Niño de 2013 será el primero de la Lotería Nacional en el que las ganancias de los afortunados deberán pasar por el fisco desde el primer día.

El sábado 22 de diciembre de 2012 se celebrará el Sorteo Extraordinario de Navidad. Los boletos están a la venta desde julio. 20 euros por décimo. Este año la emisión asciende a 3.600 millones de euros y se repartirán 2.520 millones de euros entre los agraciados (el 70% de la emisión se destina a premios. El Gordo de Navidad premiará a los afortunados ganadores con cuatro millones de euros por serie, es decir, con 400.000 euros por décimo. El segundo premio será de 1,25 millones por serie (es decir, 125.000 euros al décimo); habrá un tercer premio de 500.000 euros por serie (50.000 euros al décimo); dos cuartos premios de 200.000 euros por serie (20.000 euros al décimo) y ocho quintos premios de 60.000 euros por serie (6.000 euros al décimo).

Los que se embolsen cualquiera de esos premio este año no tendrán que hacer más números que aquellos destinados “a tapar agujeros”. Actualmente estos premios están exentos de impuestos en el momento de su recepción, y solo se tributa por ellos según los rendimientos que generan en años posteriores. En 2013, sin embargo, deberán tener en cuenta que el 20% se lo llevará Hacienda el primer día. En realidad el tributo es de un 20% a partir de 2.500 euros. Es decir, que por los primeros 2.500 euros no se desembolsa nada, pero a partir de esa cifra, sí se tributa.

Todavía no se saben los premio del 2013, pero si se mantuvieran igual que en 2012, un afortunado poseedor de un décimo del Gordo ganaría 400.000 euros. Tendría que pagar un 20% de 397.500 euros. Es decir, que se llevaría a casa 320.500 euros. Si se logra un octavo premio, de 6.000 euros al décimo, no se pagará el 20% de esos 6.000 euros, sino el 20% de 3.500 euros, que es lo que excede de los 2.500 euros que ha fijado el ejecutivo como exentos.

Los que no consigan hacerse con los grandes premios de 2013 pero sí tengan la fortuna de que los números de sus décimos o participaciones salgan del bombo aunque sea con los menores premios, no pagarán impuestos ni este año ni el año próximo, a no ser que tengan varias series. Por ejemplo, conseguir la llamada pedrea, premiada con 1.000 euros a la serie, es decir, 100 euros al décimo, seguirá sin tributar. Tampoco tendrán que contribuir al erario público los que logren el reintegro o tengan boletos con coincidencias en las dos cifras finales de los grandes premios.

Pero todo eso será en 2013. Y la primera experiencia se vivirá con el sorteo del Niño. El 22 de diciembre de 2012, los niños de San Idelfonso seguirán cantando eso de “cuatro milloooones de euroooos”, y eso será lo que los afortunados que tengan una serie completa ingresen en el banco este año. El último del Gordo libre de impuestos.

Más información