George Clooney, el as en la manga de la defensa de Berlusconi

El actor y su exnovia, Elisabetta Canalis, testificaran el viernes en Milán a favor del ex primer ministro Acudió a una de sus famosas fiestas 'bunga-bunga' para "hablar de Darfur"

George Clooney.
George Clooney. GTRESONLINE

George Clooney y su exnovia, la actriz y presentadora sarda Elisabetta Canalis, están llamados a testificar en Milán el próximo viernes en el juicio por el llamado caso Ruby, que trata de determinar si Silvio Berlusconi incurrió en un delito de inducción a la prostitución de menores.

La superestrella estadounidense, que desde 2010 trata de vender una mansión que posee a orillas del lago Como, al norte de Italia, asistió al menos a una de las famosas fiestas del ex primer ministro. Fue en Roma, hace cuatro años, y según declaró el actor en una entrevista televisada realizada por la revista Time en 2011, "fue una de las noches más asombrosas” de su vida.

Pese a que Clooney se dejó fotografiar en dicha velada, celebrada en 2008, junto a Berlusconi y Sabina Began —una showgirl y presunta "reina madre" de las fiestas más salvajes de Il Cavaliere— en actitud aparentemente distendida (tal y como sugiere esta imagen difundida por la revista Vanity Fair), el contenido del encuentro, defiende el actor, versó sobre una honorable causa a la que el estadounidense lleva adherido desde 2006. "Estuve con él hablando de Darfur", explicó el intérprete, que también confirmó a Time que asistiría a declarar en el juicio. "Después, él [Berlusconi] me llevó a su habitación para enseñarme una cama que le había regalado Putin". Y según su relato, eso fue todo. Nada, pues, de bunga bunga: "Fue una noche muy diferente a lo que todo el mundo piensa. Yo le decía que tenía que irme y él insistía en que me quedara: '¿Dónde vas? Va a haber una fiesta', me decía. 'No, realmente me tengo que ir', le contesté”.

Ruby Robacorazones es el mote con el que se conoce a una joven bailarina marroquí llamada Karima El Mahroug que, según sus propias palabras interceptadas por la policía, participaba en las bacanales de Il Cavaliere desde que tenía 16 años. Según la acusación, la bailarina mantuvo relaciones sexuales con Berlusconi en 13 ocasiones en su residencia de Arcore cuando esta aún no había cumplido la mayoría de edad.

El pasado viernes, el presidente de Mediaset, de 76 años, leyó en el Palacio de Justicia milanés un documento exculpatorio en el que rechazaba “con absoluta tranquilidad” que en su casa hubieran tenido lugar “escenas de naturaleza sexual”. Asimismo, negó haber mantenido relaciones íntimas con la joven, de quien, aseguró, siempre creyó que tenía 24 años. “La chica dijo que era egipcia y que pertenecía a una familia importante emparentada con Hosni Mubarak”, añadió.

Il Cavaliere repitió que la expresión bunga bunga surgió de una broma y que se han enarbolado muchos mitos alrededor de los convites que ha ofrecido en sus distintas residencias “con claras intenciones difamatorias”.

Además de Clooney, entre los nombres de la lista de decenas de testigos que los abogados del ex primer ministro depositaron en el tribunal penal de Milán y que fueron dadas a conocer a la prensa figuran Cristiano Ronaldo, Flavio Briatore, tres ministros del último gabinete de Berlusconi (las ministras de Igualdad de Oportunidades, Mara Carfagna, y de Educación, María Stella Gelmini, y el de Exteriores, Franco Frattini) y una retahíla de bailarinas, estrellas televisivas, cantantes, actrices y strippers.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50