Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lady Gaga cena con Assange en la intimidad

La artista visita al fundador de Wikileaks en su refugio en la Embajada de Ecuador en Londres

Lady Gaga, con Julian Assange el lunes en Londres.
Lady Gaga, con Julian Assange el lunes en Londres.

Julian Assange tuvo el lunes por la noche una visita muy especial en su refugio de la embajada ecuatoriana en Londres. La cantante Lady Gaga se acercó a saludarle y compartió una larga cena con el fundador de Wikileaks, que ha obtenido asilo político del Gobierno de Ecuador e intenta así evitar su extradición a Suecia para ser interrogado por dos denuncias de violación y abusos sexuales.

Lady Gaga llegó a la embajada, en el elegante barrio de Knightsbridge, a las siete de la tarde y se marchó a medianoche. Ambos posaron juntos para la prensa. Ella vestida con un abrigo negro y tocada con un sombrero de bruja. Él, en camiseta blanca. Las fotos muestran a un Assange cansado y con ojeras y con una mancha claramente visible en su camiseta. Quizás una señal de descuido. O quizás una señal de que se siente como en su casa en la embajada y uno en casa viste como le da la gana.

Ninguno de ellos está pasando su mejor momento vital y profesional. Ella vomitó varias veces días atrás en un concierto en Barcelona y dejó en Twitter un irónico mensaje asegurando que nunca olvidará esa noche y que en España le estaban tomando el pelo. El lunes se armó un follón cuando llegó una hora tarde a la presentación de su nuevo perfume en Harrod’s y luego apenas se paró a firmar autógrafos y posar para los cientos de fans que llevaban hasta cinco horas esperando para verla.

Él vive en condiciones más bien humildes en la Embajada de Ecuador y ha visto cómo un juez obligó el lunes a perder gran parte de la fianza a un grupo de amigos y seguidores que habían garantizado con su dinero la fianza que le permitió salir en libertad. La decisión de Assange de huir de la justicia al refugiarse en la embajada le ha salido cara a sus garantes, que intentaban eludir el pago con el argumento de que no podían hacer nada para que Assange se entregue y que se trata de un conflicto diplomático a tres bandas entre Ecuador, Reino Unido y Suecia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >