Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sin papeles

Muchos de los que el primero de septiembre se han quedado sin tarjeta sanitaria estuvieron trabajando para nosotros todos estos años. Nos aprovechamos de ellos mientras les necesitábamos para servir en nuestros bares, limpiar nuestras casas, cuidar a nuestros ancianos o a nuestros hijos, dándoles largas y engañándoles con regularizarlos.

No lo hicimos, y hoy están sin trabajo y sin papeles. Hoy no son nadie, son unos apestados que se quieren aprovechar de nuestra sanidad. ¡Cómo no se nos cae la cara de vergüenza!— Marivi Antón.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.