Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Ni una sola dimisión

En lo que llevamos de año cerca de 170.000 hectáreas han ardido en nuestro país. Eso sin contar las víctimas mortales que los incendios se han cobrado.

¿Las causas? La falta de lluvias durante la primavera, un verano extraordinariamente seco y los fuertes vientos. Estas son, a juicio, del Ministerio de Agricultura algunas las razones por las cuales media España ha sido pasto de las llamas.

Lo que no dice el Ministerio es que la política de recortes en materia medioambiental es una de las razones principales que nos ha llevado a esta trágica situación.

Lo que ha ocurrido este verano en media España es irreversible y muchos políticos no han estado a la altura. Da igual que se hayan registrado más incendios que nunca o que haya habido varios muertos. Aquí nadie se responsabiliza de nada. Todos siguen en sus puestos como si nada hubiera pasado o como si lo sucedido no fuera de su competencia. En cualquier país europeo, tanto que nos gusta compararnos, una situación como la que se ha producido este verano en España hubiera supuesto más de una dimisión.— Patricio Simó Gisbert.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.