Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromiso y música (XXV): Todo empezó en Soweto

Hoy, 16 de junio, celebramos el Día del niño africano, una fiesta para reivindicar los derechos de todos los menores del continente.

La elección de la fecha quiere recordar la masacre de Soweto. El 16 de junio de 1976 los estudiantes del township protestan contra la obligación de estudiar en Afrikáner, la lengua de los blancos opresores. Frente a la Orlando West High School de Soweto la policía abrió fuego sobre los casi 20 mil alumnos concentrados. Hector Perterson, un chico de 13 años, fue el primero en caer muerto, en brazos de su compañero Mbuyisa Makhubu. Este vídeo, con la música de Nkosi Sikeleli Africa (Dios bendiga África) recoge fotografías de aquel momento.

Más tarde, Hugh Masekela compuso un tema titulado Soweto Blues donde cuenta la historia. Lo canta la que fuera su mujer Miriam Makeba.

Los niños recibieron una carta del amo
que decía: no más Xhosa, Sotho, no más Zulú.
Negándose a aceptarla le enviaron una respuesta
fue entonces cuando la policía vino al rescate.
Los niños morían a balazos. Las madres gritaban y lloraban,
los padres estaban trabajando en las ciudades.
Las noticias de la tarde lo dieron a conocer:
“Un pequeño altercado en la ciudad”.
Soweto blues, Soweto blues, Soweto blues.
Benikuphi ma madoda (¿Dónde estaban los hombres)
abantwana beshaywa (cuando los niños tiraban piedras)
ngezimbokodo Mabedubula abantwana (cuando dispararon sobre los niños?)
Benikhupi na (¿Dónde estabas tú?).

Hablando de Soweto no podemos olvidar a uno de los grupos que llevan su nombre por todo el mundo, el Soweto Gospel Choir. Los escuchamos en un tema que habla de unidad y paz, Avulekile Amasango, una versión libre del One love de Bob Marley.

Otro grupo procedente del Township es el Soweto String Quartet. Aquí los escuchamos con el tema Imbube, que recrea música muy conocida.

En la lucha contra el Apartheid, hubo una canción que tuvo una gran fuerza en Occidente y que hizo que muchas personas conocieran la realidad del Sudáfrica, se trata de famoso Gimme hope Jo’anna, de Eddy Grant.

Terminamos este pequeño homenaje a todos los niños y niñas de África con la versión de Nkosi Sikeleli del Soweto Gospel Choir.

Comentarios