Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Heidi Klum y Seal, en pie de guerra

El cantante británico reclama la custodia de sus cuatro hijos y no quiere pasar una pensión a la modelo

Ampliar foto
Heidi Klum y Seal, en Los Ángeles, en septiembre de 2011.

La larga batalla ha empezado. Heidi Klum presentaba la semana pasada una demanda de divorcio en un tribunal de Los Ángeles. La modelo alemana alegó "diferencias irreconciliables" con Seal, quien fue su marido durante siete felices años. En enero pasado, contra todo pronóstico, anunciaban su separación después de tres hijos en común y de vivir una relación envidable en el tormentoso mundo de Hollywood.

Hasta ahora, el trato entre la pareja era cordial por el bien de los niños. Pero las buenas maneras han desaparecido en el momento de acordar las claúsulas del divorcio. Seal no ha querido ceder en la negociación y se ha puesto en pie de guerra a la hora de repartir los bienes.

La pareja firmó un convenio posnupcial lo que significa que la top y el músico no tienen bienes en común, según informa TMZ, la revista online de celebrities. Sin embargo, Seal aduce que existen posesiones que no aparecen en este acuerdo. Además, ha pedido la custodia de sus hijos: Leni (fruto de una relación anterior de Klum con el millonario italiano Flavio Briatore, que nunca reconoció a la pequeña), Henry, Johan y Lou.

Aunque esta petición es difícil que la consiga puesto que la que fuera uno de los ángeles de Victoria´s secret asegura que ella ha pasado mucho más tiempo con los niños que Seal, puesto que él pasa largas temporadas fuera de casa por su carrera musical.

En cuanto a la pensión alimenticia, Seal quiere que el juez estime que no tiene que pasar ninguna pensión a su exmujer, ya que según él los ingresos de la modelo son mayores que los del cantante.