Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Datos prácticos para hacer en bici el canal de Nantes a Brest

Como ya comenté en el post anterior, el Canal de Nantes a Brest, en la región francesa de Bretaña, tiene 360 kilómetros, fáciles de hacer en bicicleta en una semana de viaje. Pero no es necesario hacerlo todos de tirón, por supuesto. Hay muchos pueblos y ciudades intermedias (Nort-sur-Erdre, Redon, Peillac, Malestroit, Josselin, Rohan o Pontivy, por ejemplo) para planificar estancias de dos o tres días en bici. Luego se vuelve a por el coche en taxi o en transporte público.

La ruta ciclista empieza en Nantes pero para evitar cruzar toda la zona urbana es mejor hacerlo en la esclusa nº 2, en la localidad de Quiheix, a 22 km. de Nantes. Termina antes de llegar a Brest, en Port-Launay, esclusa nº 237. De allí hasta el mar el camino de sirga paralelo al canal es impracticable, pero se puede seguir por carreteras comarcales.

El carril-bici está siempre cerrado a vehículos a motor y apenas coincide con camino o carreteras asfaltadas.

En las Oficinas de Turismo de todos los pueblos de la ruta tiene disponible el folleto gratuito Canal de Nantes a Brest & Le Blavet (Á pied, à vélo, à cheval ou en bateau), con muy buenos mapas y explicaciones de los puntos de interés.

También se puede descargar en este enlace.

El canal es navegable en barcos-vivienda de alquiler. En este enlace aparecen las empresas que los alquilan en diferentes localidades del recorrido. Una buena opción es plantear unos días en bicicleta en un sentido y volver al punto de partida en barco.

Para dormir

Hay muchos tipos de alojamiento al borde del canal o en pueblos cercanos: campings, gîtes, gîte d'etape, chambres d´hotes, hoteles... desde unos 40 € la doble en adelante. En la web de Tourisme Bretagne, en español, tenéis un listado con todos los alojamientos de cada pueblo.

Hay tres que probé y me gustaron especialmente: la chambres d´hôtes "Le 14 St. Michel", en Josselin (la de la foto), en una casa nobiliaria de 120 años de antiguedad regentada por una familia muy simpática: Vivianne y Patrice Le Goff; él es maestro cocinero en la escuela de oficios de Vannes y cocina de muerte. Doble, desde 60 €.

Otro es el hotel Chandouineau,en Redon. Está ubicado también en una casa señorial bretona y es algo más caro que el anterior, 70 € la doble, aunque la decoración me gustó menos. Lo mejor es su restaurante (el de la foto de abajo), uno de los mejores de la zona, atendido por el chef Jean-Marc Chandouineau.

Una casa rural ecológica muy agradable es "Le Hôt-berge de Gannedel", en La Chapelle de Brain. No está cerca del canal, pero es una buena base para explorar la Bretaña del sur; casa ecológica con cocina a base de productos locales hechos o cultivados por la dueña. Doble, desde 50 €.

Alquiler de bicicletas

No merece la pena llevar las propias de montaña. Se va más cómodo con las de cicloturismo que alquilan en muchos pueblos: Nantes (Detours de Loire), Nort-sur-Erdre (Nort Plaisance), Redon (en la Maison de Tourisme), Josselin (Josselin Motoculture) o Pontivy (Cicles Lamouric).

Comentarios

Estupenda zona, no conozco el canal en cuestión pero seguro que es una gran experiencia. Eso sí, lo de pillar un taxi para volver... O se han recorrido solo 20 kms, y aún en ese caso ¿dónde metes la bici?, o el paseo va a salir por un ojo de la cara.
¡Hay que ver!. Lo bien que acostumbras a dormir, so joío. Esa cama mullidita y llena de cojines. ¡Guauuuu!. Bueno, supongo, que esta entrada es el colofón de tu viaje, ¿no?. Buen regreso.
Hace unos años viajé desde Mont Saint Michel a Rennes, capital de Bretaña, habiendo recorrido previamente la distancia entre Cherbourg, al norte, y M S Michel a través de Normandía. Habitualmente, cuando viajas solo me ha ocurrido que hay gente que parece interesada en intercambiar contigo unas palabras, preguntarte y desearte buen viaje. Sin embargo, en Bretaña casi no conseguí arrancar a la gente más que monosílabos, e incluso tuve la impresión de que me cobraron de más en algún café. No tengo un buen recuerdo de esa región, la verdad. En Normandía por el contrario, encontré mucha simpatía. Quizá fue casualidad, no lo sé.
Pues mira, porque ahora mismo me viene un poco mal, pero esa habitación y ese comedor están pidiendo ¡pruébame! Y, por una vez, veo que los precios no son para desmayarse. Lo de volver en barco también me parece muy apetecible. ¡Que bien viajas, so joío! Besos.
Un turismo diferente!! Me encanta,,tengo muchas ganas de hacer el camino y otras rutas en bicicleta!!Saludos.
Bretaña nos espera en una semana. Es genial tener algunos consejos más antes de salir hacia allí.Casualmente tengo reservadas 2 noches la semana próxima en "Le 14 St-Michel" Me alegro de conocer una opinión positiva más sobre el lugar.
Que pasada de viaje!! me encantaria hacer algo así.Saludos!
Pues si mola un monton!
La verdad que es una pasada yo lo hice hace unos años, me estuve preparando para ello durante bastante tiempo con la bicicleta de spinning y el resultado no pudo ser mejor, os animo a todos a hacerlo!