Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromiso y música (VII): Tiken Jah Fakoly

A estas alturas no creo que quede nadie que no haya escuchado el tema Plus rien ne m´étonne (ya nada me asombra), con subtítulos en castellano, de Tiken Jah Fakoly. Durante los últimos meses ha circulado a través de redes sociales y blogs, incluso yo lo utilicé para ilustrar uno. El éxito se lo debemos a Pedro Atle, de la asociación ecologista Ben Magec, que es el que ha hecho posible que se entienda su mensaje.

Esta canción deja claro el compromiso político y social de Tiken Jah Fakoly. Nacido en Costa de Marfil y admirador de su compatriota Alpha Blondy, gracias al cual se inició en el reggae, tuvo que huir de su país ya que sus críticas le consiguieron serias amenazas de muerte por parte del gobierno. También fue declarado persona non grata en Senegal, por el mismo motivo. Pero eso nunca le ha impedido continuar con su música y su protesta.

Su crítica se ceba con los políticos que dividen y manipulan a África en su propio provecho, o de las religiones que juegan el mismo papel, como denuncia en le pays va mal (el país va mal).

El país va mal,
mi país va mal,
mi país va mal,
de mal en mal,
mi país va mal.

Antes no se hablaba de norteños o sureños,
pero ahora todo está en ruinas.
El ejército está dividido,
los estudiantes están divididos,
la sociedad está dividida,
incluso nuestras madres en el mercado se dividen.

Antes no se hablaba de cristianos ni de musulmanes,
pero ahora han echado todo a perder.
El ejército está dividido,
los estudiantes están divididos,
la sociedad está dividida,
incluso nuestras madres en el mercado se dividen.

Nos faltan medicamentos
contra la injusticia, el tribalismo, la xenofobia.
Después de “l'ivoirité” (nacionalismo)
ellos crearon el él es esto o él es aquello.

Mientras sueña con la unidad de África,arremete contra el papel de Occidente, de sus gobernantes y multinacionales, en la historia africana y en la situación en la que esta se encuentra ahora, como hace en el tema Y’en a marre (estamos hartos).

Estamos hartos,
África está cansada, cansada, cansada.
Estamos hartos,
la gente está harta, harta, harta.

Periodistas asesinados
por los asesinos de los Presidentes.
Los generales al mando,
los pueblos oprimidos,
la ayuda a los países desviada,
personas que padecen hambre,
el dinero del país dilapidado,
los derechos humanos no cuentan.

Después de la abolición de la esclavitud,
ellos crearon la colonización.
Cuando hemos encontrado la solución,
crean la cooperación.
Cuando denunciamos esta situación,
ellos crean la globalización.
Y sin explicar la globalización,
esta es la Babilonia que nos oprime.

Ya sabemos que Babilonia es el término utilizado por los seguidores del reggae para referirse a Occidente.

Como se deduce de sus letras, Tiken Jah Fakoly, se preocupa, sobre todo, de las injusticias sociales que se cometen en el mundo, pero principalmente en su continente, como la discriminación y la pobreza, junto a las falsas promesas de los políticos.

Sin embargo, en el fondo, lo que de verdad intenta Tiken Jah Fakoly, en todas sus canciones, es hacer un llamamiento a los jóvenes africanos para que se unan y luchen contra la opresión, la discriminación, la injusticia y la pobreza. Ellos son la esperanza y el futuro del continente. Eso queda muy patente en el tema Ça va faire mal (va a doler).

Cuando estemos unidos, ¡va a doler!
Como Estados Unidos, ¡va a doler!
Cuando estemos unidos, ¡va a doler!
como el Reino Unido, ¡va a doler!
(…)
Nos opondremos a los que quieren ganar,
podemos resistir a los países desarrollados,
podemos luchar contra la pobreza.

Así que ten cuidado con la opresión,
vamos a impedir que se produzcan más abusos,
conseguiremos unirnos porque es la única solución.
Poner atención a todas esas divisiones,
evitar convertiros en sus ovejas.