Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Calabuig exige a Barberá que asuma su responsabilidad política en el 'caso Emarsa'

Esgrime un informe municipal que atestigua el pago al imputado Esteban Cuesta como alcalde-pedáneo de Valencia

El portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Calabuig, ha exhibido un informe que refleja el pago por parte del Consistorio de 1.033 euros trimestrales al exgerente de la Empresa Metropolitana de Aguas Residuales de Valencia S.A. (Emarsa) Esteban Cuesta -imputado por presuntas irregularidades en la gestión de la depuradora de Pinedo- por su condición de alcalde pedáneo de Benimàmet-Beniferri.

Este informe ha sido remitido por el Ayuntamiento de Valencia tras el requerimiento del juzgado de instrucción número 15 de Valencia, que instruye la causa abierta por el supuesto agujero de 17 millones de euros en Emarsa, solicitando información sobre los expedientes tramitados en el Servicio de Pedanías correspondientes a Esteban Cuesta durante el período en el que compatibilizó el puesto de alcalde pedáneo con el cargo de gerente en la entidad pública.

Por ello, ha considerado que es de "un extremo cinismo" plantear que la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, observa el denominado caso Emarsa "como lo hace cualquier otro ciudadano". "Los ciudadanos no han recibido ningún requerimiento del juzgado de instrucción número 15 de Valencia", ha ironizado. Para el representante del PSPV, la primera edil "tiene una responsabilidad política muy importante en todo lo que ha sucedido en esa empresa, ya que la mayoría del control corresponde aplastantemente al PP y específicamente al Ayuntamiento".

En esta línea, ha manifestado que "no puede decir que no sabía nada y que está tan preocupada como cualquier otro ciudadano" porque "disponía de las herramientas, instrumentos y capacidades necesarias para contener y evitar la situación que se ha producido". "Además, tenemos ya la imputación de una persona que ha sido concejal de este Ayuntamiento y además muchos de los imputados que hay en este caso son dirigentes del PP en Valencia", ha recordado.

"Esperamos que la justicia actúe lo mas rápidamente posible", ha afirmado Calabuig, que ha incidido en que "el cinismo que supone pretender afirmar que Barberá observa esto como cualquier otro ciudadano ya que tiene la posibilidad de influir de una forma determinante en todas las decisiones y gestiones de la empresa".

Así, ha lamentado que "este Ayuntamiento quede manchando de nuevo dentro de esta larga lista de escándalos que se están produciendo en aquellas instituciones donde está gobernando el PP en nuestra comunidad que van desde el caso Gürtel al caso Emarsa". "En este caso la reputación del Ayuntamiento se ha visto perjudicado por la gestión irresponsable y delictiva de Emarsa", ha concluido.

Por su parte, el concejal del PP Miguel Domínguez ha calificado, en un comunicado, de "ruin y mezquina" la actitud de los socialistas por "intentar atribuir responsablidades a quien nada tenía que ver con la gestión de Emarsa". "La alcaldesa ha manifestado en varias ocasiones que le produce el mismo rechazo que a cualquier otro ciudadano lo sucedido en Emarsa, y que ahora ha de ser la justicia la que juzgue y dicte sentencia sobre

las posibles ilegalidades que se pudieran haber cometido", ha recordado.