Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El zapato prodigioso

Un escarpín de Roger Vivier alcanza 20.000 euros en la subasta de la colección personal del zapatero - Francia y la propia casa de moda compran buena parte de los lotes, vendidos por 620.000 euros

Este modelo de 1962, realizado por Roger Vivier para la princesa Soraya, se ha convertido en el zapato más caro jamás subastado. 19.750 euros.  Ver imagen ampliada .
Este modelo de 1962, realizado por Roger Vivier para la princesa Soraya, se ha convertido en el zapato más caro jamás subastado. 19.750 euros. Ver imagen ampliada. PIERRE AUBERT/SVV AGUTTES

El precio de salida del lote 259 era de 300 euros. Era una subasta, por lo que, previsiblemente, su precio iba a subir. Pero nadie imaginaba que hasta ese punto: 19.750 euros por un zapato de noche (uno solo, ni siquiera el par completo) realizado por Roger Vivier en 1962 para la princesa Soraya, la famosa esposa repudiada por el sha de Irán. Delicados bordados en hilos de plata y topacios que han batido el récord y han situado a este escarpín como el zapato más caro jamás subastado.

La venta de este modelo único se enmarcaba dentro de una gran subasta celebrada en la parisina casa Aguttes. Estaba compuesta de 350 lotes de zapatos, botas y creaciones únicas del célebre zapatero francés, y por la que se ha conseguido recaudar 620.000 euros, el doble de lo inicial y prudentemente previsto por los organizadores. Y buena parte de ese dinero ha salido de la propia casa Roger Vivier, que no quería que su patrimonio -buena parte de los modelos pertenecían a la colección privada del diseñador- se diseminase entre compradores privados. También se ha hecho con buena parte de los lotes Francia -que ha comprado 55 lotes para donarnos al Museo Internacional del Calzado- y la Federación Francesa del Calzado.

Los precios de salida eran bajos, pero además existía otro problema: la dificultad para hacer estimaciones de la mayor parte de las piezas, todas ellas exquisitas: bordadas a mano, cuajadas de strass y piedras preciosas, cubiertas de plumas y lentejuelas, realizadas en materiales como charol, cocodrilo o terciopelo

Además del zapato de la princesa, se pusieron a la venta modelos que lucieron celebridades como los actores Elizabeth Taylor y Cary Grant, el beatle John Lennon (de quien se sacó a la venta unos botines de piel de cocodrilo), y la actriz francesa Brigitte Bardot. Otro de los modelos más espectaculares que salieron a la venta fue una impresionante bota amarilla, de tacón, la llamada Mimosa, con bordados de flores. Fue vendida por nada menos que 9.500 euros.