Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid, a punto de superar el límite anual de contaminación

Los datos hasta octubre muestran que la capital registra 43 microgramos de dióxido de nitrógeno de media, cuando el máximo anual legal es 40

El tiempo revuelto -mañana lo estará más; se prevén lluvias en Madrid- ha calmado la preocupación sobre la calidad del aire de la capital, que estos días se mantiene en niveles más que razonables. Sin embargo, con el cierre del mes de octubre el Ayuntamiento de Madrid ha hecho públicos en su web de calidad del aire los datos acumulados de lo que llevamos de año. Y la cifra global es mala. La red de medición de la contaminación ha registrado una media de 43 microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno entre el 1 de enero y el 31 de octubre. El máximo legal que permite la legislación europea son 40. La situación ha empeorado en los dos últimos meses. Los datos cerrados a 31 de agosto mostraban una media de 42 microgramos. Y, tal y como suele advertir Ecologistas en Acción, noviembre no es un buen mes para el NO2.

Un análisis más detallado de las medias anuales permite comprobar que solo nueve de las 24 estaciones de medición de la red están en niveles legales. Todas están situadas en parques o en zonas periféricas. Los puntos más limpios en lo que llevamos de año son El Pardo (21 microgramos), parque Juan Carlos I (27), Casa de Campo (28), parque del Retiro (35), Sanchinarro (36), Ensanche de Vallecas (38), Barajas Pueblo (38) y Farolillo (39).

El resto de estaciones, 15, superan el máximo legal permitido. Hay casos especialmente llamativos, como el de la plaza de Fernández Ladreda (plaza Elíptica), que ha registrado, de media, 62 microgramos por metro cúbico. Tampoco se queda muy lejos la estación de Escuelas Aguirre, situada en el cruce entre Alcalá y O'Donnell, con 60 de media. Varios puntos más rebasan los 50 microgramos: plaza España, Ramón y Cajal, Cuatro Caminos y Plaza de Castilla.

Madrid incumple la legislación europea en materia de calidad del aire desde el año pasado. En 2010 entró en vigor el máximo de 40 microgramos de media anual, después de años de recomendaciones de Bruselas a los Estados miembros. La capital lleva camino de volver a incumplir en 2011. El Ayuntamiento está pendiente de aprobar un plan de calidad del aire que acompañará a su solicitud de prórroga a la Comisión Europea. Si es aceptada, la capital contará con otros cinco años para tratar de cumplir la ley. Según el Ministerio de Medio Ambiente y la Comisión Europea, el plazo para pedir la moratoria expiró el 30 de septiembre.

La concejal de Medio Ambiente, Ana Botella, se aferra a un artículo ambiguo de la normativa para ganar tiempo. Según su lectura de ese artículo, tendría hasta finales de 2012 para presentar su solicitud. Asegura, sin embargo, que lo hará antes de finales de este año. El Ministerio parece dispuesto a aceptársela pese al retraso y a tramitarla en Bruselas. De momento, la única acción que ha trascendido del anunciado plan de calidad del aire es la creación de un carril bici de 4,5 kilómetros a través de la calle de Alcalá, la Puerta del Sol, la calle Mayor, la cuesta de la Vega y la calle Segovia. Botella anunció hace unos días que no estaría lista hasta finales de 2012.

Pese a los datos negativos que se han registrado este año el Ayuntamiento de Madrid nunca ha tenido que activar el nivel de aviso a la población. Sí el de preaviso, pero se trata de una actuación de carácter interno. Ecologistas en Acción informó en octubre, a partir de datos oficiales, de que ocho puntos de Madrid han superado ya el máximo legal de contaminación. Se trata de 8 de las 24 estaciones de medición de la red municipal. Todas han rebasado las 18 superaciones horarias de 200 microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno que se permiten en un año. Una de ellas, en la avenida de Ramón y Cajal, lleva 82. La organización ecologista ha denunciado en varios ocasiones que, pese a los altos niveles, las Administraciones no alertan a la población.

La Comunidad de Madrid tampoco ha presentado a tiempo su solicitud de prórroga. De hecho, aún no ha aclarado si la pedirá. En su caso, las ciudades en las que se respiró un nivel ilegal de dióxido de nitrógeno en 2010 fueron Coslada y Leganés. En las últimas semanas de anticiclón se superaron varias veces los límites horarios para la protección de la salud, situados en 200 microgramos por metro cúbico, en diferentes municipios madrileños. El Ministerio de Medio Ambiente solo ha recibido solicitudes de prórroga de tres zonas: Palma (Baleares), Barcelona y Vallès-Baix Llobregat (Cataluña). Hasta el 30 de septiembre, la Comisión Europea había recibido peticiones de moratoria de 14 Estados miembros.