Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La norteamericana WMF declara el Cabanyal en riesgo

La asociación World Monuments Fund incluye el barrio en el mapa mundial de patrimonio amenazado

La asociación norteamericana World Monuments Fund (WMF) acaba de situar al Cabanyal en el mapa mundial de patrimonio en riesgo, y lo ha hecho incorporando al barrio marítimo de Valencia en la Lista Watch, su programa más importante de defensa de los monumentos del mundo que están en peligro de desaparición o deterioro. Así lo acaba de anunciar la Asociación de Vecinos del Cabanyal-Canyamelar.

La WMF ha valorado el riesgo de destrucción del tejido histórico y de las edificaciones consideradas Bien de Interés Cultural (BIC), así como el estado de abandono del barrio. El plan urbanístico de El Cabanyal, que prevé la desaparición de una parte del barrio para prolongar la avenida de Blasco Ibáñez hasta la playa, fue suspendido a finales de 2009 por el Ministerio de Cultura ante el riesgo de expolio que entrañaba. La Generalitat y el Consistorio recurrieron ante los tribunales esta protección y el conflicto se encuentra en el Tribunal Constitucional pendiente de resolución.

La asociación vecinal ha agradecido a WMF que haya incluido el barrio en su lista internacional de monumentos en peligro. Sus responsables recuerdan que el plan aprobado por el Consistorio conlleva la desaparición de 795 edificios, de los que 261 estaban protegidos hasta que se aprobó el PEPRI. Entre los edificios amenazados destaca el edificio de La Lonja del Pescado, que cuenta con Nivel de Protección 1, el mismo que otros edificios como el monasterio de Sant Miguel dels Reis o el Convento Santa Tecla de la Roqueta.

La asociación norteamericana realiza cada dos años desde 1996 una llamada de atención internacional sobre los retos y peligros a los que se enfrentan lugares con interés cultural de todo el mundo. El pasado marzo, la Asociación de Vecinos Cabanyal-Canyamelar solicitó ser nominado por parte de esta organización. Este colectivo ha vuelto a defender la necesidad de que todos los agentes implicados dialoguen y encuentren una solución definitiva que preserve el patrimonio del barrio.