El comité de empresa denuncia que la Fundación del Hospital Sant Pau tiene 1.200 inmuebles alquilados

Los respresentantes de los trabajadores del centro sanitario dicen que negociarán el ERE al considerar que ese patrinonio permite afrontar la crisis

El comité de empresa del Hospital de Sant Pau ha denunciado hoy que la Fundación de Patrimonio del centro sanitario tiene 1.200 inmuebles y locales de su propiedad alquilados en Cataluña, por lo que no negociará el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) al considerar que ese patrimonio permite afrontar la crisis.

Representantes de los siete sindicatos que conforman el comité de empresa de Sant Pau han dado a conocer hoy estos datos en una asamblea a la que han asistido más de 300 trabajadores del hospital. En el acto se ha informado también sobre las negociaciones del ERE propuesto por la gerencia del centro, y los sindicatos han asegurado que la dirección del hospital no ha dado datos económicos que justifiquen la reducción de empleo.

Más información

El ERE afecta a un total de 1.491 personas de las 3.835 que forman la plantilla del hospital de Sant Pau, el 38,9% de los trabajadores, de las que 63 estarían afectadas por una suspensión de empleo de 15 meses y 1.428 por una suspensión de15 días de octubre de 2011 a diciembre de 2012.

La finalidad del hospital desde su fundación es atender a los pacientes, y el comité considera que con el patrimonio con el que cuenta la entidad podría hacerse cargo del déficit que supone la disminución de la aportación económica de CatSalut.

La mayor parte de los inmuebles con que cuenta la Fundación de Patrimonio de Sant Pau son donaciones de ciudadanos que han dejado en herencia estos pisos y locales al hospital. Estos inmuebles, uno de ellos un aparcamiento en Reus (Tarragona), según ha explicado un miembro del comité, están alquilados actualmente pero no repercuten económicamente en el hospital sino en la Fundación de Patrimonio de Sant Pau. Además, la citada Fundación cobra unos 300.000 euros mensuales de alquiler por el edificio del hospital e incluso factura los libros que sobre la historia de esta institución regala el hospital, han asegurado los miembros del comité a la asamblea.

Los directivos de Sant Pau no han sabido explicar ante la Inspección de Trabajo, por otra parte, por qué los presupuestos aprobados para este año por la Generalitat se elevan a 309 millones de euros cuando en el Diario Oficial de la Generalitat se han publicado 301 millones, ni tampoco a qué se debe esta diferencia.

Los sindicatos han propuesto a los trabajadores, como medidas de fuerza contra el ERE, un encierro esta noche en el hospital, con proyección de película incluida, solicitar una huelga y unirse a otras movilizaciones de los hospitales públicos y atender a los pacientes cuando la dirección de Sant Pau aplique la restricción de las consultas externas los viernes.

Los representantes sindicales han apostado por que se continúe atendiendo a los pacientes externos, "si nos dejan acceder a los servicios", y también que se facturen estas visitas, como se hace normalmente. El comité también ha denunciado que en un apartado del presupuesto del hospital mencionado como 'ingresos de acciones estratégicas' se preveían 8,6 millones de euros que no se han hecho realidad.

Según datos facilitados a la asamblea, en seis meses Sant Pau ha realizado 8.307 contratos de trabajo, de los que 405 corresponden a cargas de trabajo específicas, por lo que el comité no se explica cómo se puede hablar ahora de ERE.

Sant Pau cuenta con una Fundación de Patrimonio y un grupo empresarial dividido en tres fundaciones más: la privada, la de gestión del hospital propiamente y el instituto de investigación, entre las que se producen trasvases de dinero y personal, según el comité.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción