Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jacobo Siruela califica de "desafortunadas" las declaraciones de la duquesa

Su madre criticó duramente a la esposa del editor, Inka Martí, a la que llamó "mentirosa y envidiosa"

Jacobo Fitz-James Stuart, conde de Siruela, tercer hijo de la duquesa de Alba, ha emitido hoy un comunicado difundido por la agencia EFE en el que se muestra sorprendido por las recientes y "desafortunadas" declaraciones de su madre. En ellas calificaba a su esposa Inka Martí como "mentirosa y mala persona". "Estoy muy feliz con Alfonso y con mis hijos... [el problema] es solo con Jacabo y con su mujer, que es muy mala y muy mentirosa", fueron las declaraciones de Cayetana de Alba que provocaron el conflicto familiar.

El hijo de la duquesa ha añadido que no va a hacer "ningún tipo de declaración pública, ni ahora ni en el futuro, porque se trata de asuntos estrictamente privados, que deberían de ser discutidos en familia".

"Aprovecho para agradecer a todos los medios de comunicación el gran apoyo que hemos recibido ante las desafortunadas declaraciones de mi madre, de las que somos los primeros sorprendidos". Y añade: "En ningún momento he dado ningún tipo de declaración a ningún medio, y menos sobre la casa de Ibiza, que siempre ha sido para mi hermana Eugenia".

En julio de 2011 se conoció que la duquesa hizo donación mediante escritura a sus hijos de su herencia. Jacobo recibió varias fincas rústicas pero ninguna de las casas familiares. Según la duquesa de Alba ello se debe a que en su día ayudó a su hijo a montar su primera editorial. Jacobo siempre ha sostenido que lo hizo con préstamos, pero sin ayuda familiar.