Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tráfico alcanza la cifra menos trágica desde hace 50 años

La 'Operación Verano' se cierra con 321 muertos en la carretera

Tráfico alcanza la cifra menos trágica desde hace 50 años

"La mejor cifra de la década, probablemente de la Historia". El ministro del Interior, Antonio Camacho, ha descrito así el balance de la Operación de Tráfico Verano 2011, que ha registrado un descenso de 41 víctimas mortales, 321 entre julio y agosto frente a las 362 de los mismos meses del año pasado, lo que convierte este verano en el de menor siniestralidad de los últimos 50 años. "Pero 321 fallecidos son muchos, demasiados, debemos seguir trabajando, sin duda no estamos satisfechos", ha apuntado el titular de interior.

Camacho ha destacado que cada día del verano han perdido la vida en las carreteras una media de 5,2 personas, 8 fallecidos diarios menos que en la operación verano de 2001 y lejos de la cifra de 22 víctimas mortales de 1989. En julio de 2011 fallecieron 172, dos menos que en julio de 2010. El mejor mes ha sido agosto, con 39 muertos en carretera menos, pasando de 188 de 2010 a 149 de este año. Las cifras de esta última temporada están al nivel de los años sesenta, según ha destacado Camacho. La diferencia estriba en que en la década de los sesenta había 3,5 millones de conductores, frente a los 26 millones actuales y el número de vehículos que circulaba por las carreteras, era de un millón y medio frente a los 32 de ahora.

MÁS INFORMACIÓN

La Dirección General de Tráfico preveía más de 83 millones de desplazamientos durante julio y agosto. Finalmente se han producido 80 millones de desplazamientos, un 3% menos que en 2010, divididos en 39,5 millones de desplazamientos largo recorrido en julio y 40,5 millones en agosto. La operación de verano ha coincidido, además, con el fin de la limitación de la velocidad a 110 kilómetros por hora, vigente entre el 7 de marzo y el 30 de junio. Efecto o no de esta limitación, lo cierto es que en los meses de julio y agosto se ha reducido la velocidad media, de 103 kilómetros por hora frente a los 109 de 2010. "La atención mediática y el debate público han tenido una virtualidad innegable", ha reconocido Camacho. Además, también se han reducido las denuncias por radares fijos y móviles en un 16%.

Con respecto a los tipos de accidente por vías, las carreteras convencionales, aquellas que tienen un carril por sentido, han registrado el 76% de los accidentes. El ministro ha rechazado que se reduzca la velocidad en todas las vías convencionales a 90 kilómetros por hora -se puede circular a 100 en las que tienen un arcén de más de un metro y medio de ancho- antes de que se celebren las elecciones el próximo 20 de noviembre, tal y como había propuesto el director de Tráfico, Pere Navarro. "Requiere un debate intenso y no hay tiempo para plantearlo", ha explicado Camacho.