Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los organizadores de la marcha laica acabarán en Sol pese a la prohibición del Gobierno

La Delegación de Gobierno propuso centrar la reivindicación en Lavapiés para evitar pasar por la Puerta del Sol

Los organizadores no aceptan que la marcha laica se celebre por el barrio de Lavapiés. Quieren acabar en Sol y es lo que tienen pensado hacer a pesar del rechazo de la Delegación del Gobierno al recorrido propuesto. El departamento que dirige Dolores Carrión les propuso un itinerario alternativo, que evitaba el Kilómetro Cero, pero las tres asociaciones convocantes lo han rechazado y pretenden manifestarse desde Tirso de Molina a Sol, pasando por las calles de Toledo y Mayor y por la Plaza Mayor.

"No queremos hacer un pulso al Gobierno pero tampoco aceptaremos un recorrido sin visibilidad y peligroso", ha afirmado el presidente de la Asociación de Ateos y Librepensadores de Madrid (Amal), Luis Vega. Las organizaciones consideran que la propuesta alternativa de la Delegación para que la manifestación pase por Lavapiés es una forma de "ninguneo". La zona es "insegura" por la estrechez de las calles que están repletas de coches, según Francisco Delgado, de Europa Laica y que no pueden acoger a los "miles" de manifestantes que se esperan.

La Delegación del Gobierno en Madrid prohibió el recorrido de la manifestación laica convocada para el 17 de agosto por las organizaciones Europa Laica, Redes Cristianas y Amal. Los convocantes defienden que su manifestación no coincide con ningún acto oficial de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en la que se recibirá la visita del Papa en Madrid.

La resolución de la Delegación que se pronunció contra el recorrido de la marcha laica explicaba que los recorridos elegidos imposibilitan "un dispositivo policial o de emergencias, sanitario o de protección civil cuando el espacio público va a estar ocupado por más de un millón de personas que llegan a Madrid". Desde la organización añaden que siguen abiertos a un encuentro con el departamento de Dolores Carrión después de que la reunión prevista con el subdelegado el pasado lunes fuera cancelada por parte de la Delegacón.