Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Justicia crea un banco de ADN para aportar pruebas periciales a los casos de niños robados

La base de datos genéticos, que funciona con un programa del FBI, no incluirá los centenares de pruebas que los afectados ya se han hecho en centros privados

El Ministerio de Justicia ha presentado la base de datos de ADN con la que pretende asistir a partir de ahora a los afectados por el robo de niños para que encuentren a sus familiares. Funciona con un programa del FBI que el Ministerio ha tomado prestado a Interior y solo recogerá las muestras que previamente hayan sido solicitadas o autorizadas por un fiscal o juzgado. Según ha explicado la directora de Relaciones con la Administración de Justicia, Caridad Hernández, el objetivo es que estas muestras tengan "la máxima calidad pericial", es decir, que sirvan como pruebas incontestables en el marco de un proceso judicial.

Este banco de ADN no recogerá las muestras genéticas que los afectados por el robo de niños o los que sospechan serlo se han hecho hasta ahora en varios centros privados y que superan el medio millar. Esto ha incomodado a algunos de los familiares presentes esta mañana en el acto de presentación del banco genético del Ministerio de Justicia. "Yo ya me he hecho unas pruebas con mi tía que demuesrtan que no es de mi sangre, es decir, que mis padres, que ya murieron, no son mis padres. ¿Entonces ya no valen esas pruebas en el juzgado?" preguntó una mujer nacida en 1952 que se presentaba así: "Me llamo Mabel Escuer, pero no soy Mabel Escuer. No sé quién soy".

El director del Instituto Nacional de Toxicología donde se realizarán estas muestras genéticas de forma gratuita siempre que lo diga una autoridad judicial explicó que para que sirvan como una prueba irrefutable han de ser "exquisitos" en el procedimiento y no pueden responder por otros centros privados, "por muy respetables que sean".

Justicia ha enviado al Consejo General del Poder Judicial y a la Fiscalía General del Estado el protocolo de recogida de muestras y a partir de ahora facilitará a los afectados información e incluso asistencia psicológica en las 23 oficinas que el Ministerio tiene repartidas por España para anteder a las víctimas.