Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Bernardo Vidal y el rey

En el cuadernillo El Domingo de la edición del día 17 de abril, y en el suplemento Lecturas, hacen referencia, en un articulo francamente interesante, al libro del escritor norteamericano Charles Powel.

En el primer párrafo se cita "A principios de septiembre de 1975 el Príncipe don Juan Carlos comentó al Embajador de Estados Unidos Wells Stabler...". "Don Juan Carlos se mostró consternado por la detención de varios oficiales acusados de pertenecer a la Unión Militar Democrática (UMD) en julio (sobre todo la del comandante Julio Busquets a quien conocía personalmente) y también comprensivo con las inquietudes profesionales que les animaban, si bien era evidente que algunos -como el comandante Luis Otero, a quien definió como un simpatizante marxista muy influido por los acontecimientos en Portugal- tenían objetivos políticos que iban mucho mas allá de la mera modernización de las Fuerzas Armadas".

Le agradecería que, además de publicar esta carta en su periódico, la hiciera llegar al Sr. Powel, siempre que le sea posible, a fin de ser rigurosos:

Mi marido Bernardo Vidal Garcías, mallorquín, y amigo de Julio Busquets y de Luis Otero, fue uno de los primeros militares contactados para formar parte de la UMD. Pertenecía a la XIV promoción de la Academia Militar de Zaragoza y era, por tanto, compañero de promoción del entonces Príncipe Juan Carlos. Había sido "detenido-secuestrado" durante seis días, el 23 de septiembre de 1974, con la excusa del acontecimiento de la bomba de ETA en la Cafetería Rolando de Madrid, aunque solo fue interrogado durante su detención por un "movimiento de militares que se estaba formando en aquellos momentos...".

Bernardo Vidal habló en repetidas ocasiones con Don Juan Carlos en diversas visitas privadas del tema de la UMD y de la descolonización del Sahara, manifestándole el Príncipe que su causa no sería olvidada y que el Sahara sería protegido por el Ejercito Español (Octubre 1975, en la visita del Príncipe a El Aaiun). No me consta que Julio Busquets fuera amigo ni conocido del Príncipe, pero al ser tanto él como Bernardo de habla catalana es muy probable que el embajador los confundiera.

Por otra parte me sorprende lo que cuenta el embajador sobre la preocupación del entonces Príncipe en relación al Comandante Luis Otero. La UMD se creó después de la Revolución de los Claveles de Portugal, al constatar los militares demócratas españoles que su papel podía ser importante en la Transición iniciada con la enfermedad de Franco; pero en su "IDEARIO" dejaban claro que no pretendían ni tomar el poder, ni interferir en el proceso democrático que se iniciaba, dejando a la sociedad civil y a los partidos políticos, clandestinos en aquel momento, el papel que les correspondía. Eso sí: reivindicaban asimismo una serie de objetivos profesionales necesarios para modernizar las Fuerzas Armadas. Sería interesante conocer en qué fuentes basa su libro el escritor norteamericano para valorar de "preocupado" al Príncipe por la actitud del Comandante Luis Otero, ya que el papel desempeñado por éste dentro de la UMD y durante todo el proceso democrático fue impecable y ni antes ni después perteneció a ningún partido político, tal y como defendieron en todo momento los miembros de la UMD.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.