Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno refuerza la seguridad en las embajadas tras la operación contra Bin Laden

El Ejecutivo no modificará el nivel de alerta antiterrorista, aunque alerta a empreas y cooperantes en el exterior

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha reunido esta mañana durante más de dos horas en La Moncloa con el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, y la de Defensa, Carme Chacón, para analizar las posibles consecuencias de la muerte de Osama Bin Laden.

El gabinete ha decidido, tal y como estaba previsto, reforzar la seguridad de las embajadas españolas en el Norte de África, el Sahel, Afganistán y Pakistán y se pondrá en contacto con las empresas y cooperantes que trabajan en esas regiones para alertarles de que hay que extremar las medidas de protección.

El vicepresidente primero del Ejecutivo, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado las medidas."No creo que la muerte de Bin Laden suponga un riesgo adicional para España", ha subrayado el también ministro al comentar un posible relevo en la cúpula de Al Qaeda, aunque sí ha insistido en que puede haber represalias y ha señalado que, para los intereses españoles en el extranjero, "las próximas semanas y meses pueden ser delicados".

De momento no elevará el nivel de alerta de sus fuerzas y cuerpos de la Seguridad, según anunció ayer el propio Rubalcaba.

Tampoco se prevé elevar el nivel de alerta de los 1.500 soldados españoles desplegados en Afganistán o de los 1.000 destacados en el sur de Líbano; que ya era "alto", especialmente el de los primeros, ante la anunciada ofensiva talibán de primavera.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores desaconseja en su página web viajar a Pakistán por existir "un elevado riesgo de terrorismo y violencia sectaria" y recomienda a aquellos que se vean obligados a desplazarse hasta el país asiático "extremar las precauciones" y contactar con la Embajada en Islamabad. Exteriorres ultimaba ayer un telegrama para alertar a las embajadas del riesgo de atentado y preparaba una revisión completa de las condiciones de seguridad de las legaciones españolas en los países más vulnerables al fanatismo de Bin Laden, según fuentes diplomáticas.