Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los eurodiputados socialistas dicen que rechazaron "por error" volar en turista

Parlamentarios europeos del PSOE y UPyD entienden el revuelo que su actitud ha causado en las redes sociales

La indignación que ha suscitado el rechazo de la mayoría de los eurodiputados españoles a la congelación de sus sueldos y a viajar en turista, y no en primera clase -presentadas por el grupo de Los Verdes e Izquierda Unitaria-, les ha obligado a dar explicaciones y subrayar que el resultado de la votación no es vinculante. Los parlamentarios del PSOE y de UPyD consultados por EL PAÍS alegan que el ámbito correcto para debatir sobre su sueldo y sus dietas no era la reunión de ayer, donde se votaba un informe preparatorio de los Presupuestos de la Eurocámara para 2012.

"El salario y las dietas están incluidos en el Estatuto del Diputado y su modificación no le corresponde al Parlamento Europeo", explica la eurodiputada socialista María Badía. Habitualmente, el Grupo Socialista europeo vota en contra de las enmiendas que no se ajusten al procedimiento, independientemente de su contenido. Inicialmente, "como los temas que se incluían afectaban a cuestiones muy sensibles para la ciudadanía, la delegación española decidió abstenerse", según Inés Ayala, eurodiputada del PSOE. Así, el PSOE se abstuvo en las enmiendas relativas al salario. Pero votaron en contra de la enmienda que proponía dejar de volar en primera y pasar a hacerlo turista.

Badía, Ayala e Iratxe García han explicado esta mañana que rechazaron "por error" la propuesta. "No tendría sentido", aduce Badía, "que nos hubiéramos abstenido en unas y hubiéramos rechazado otra que también fomentaba la austeridad, algo que defiende el Grupo Socialista por encima de todo". Pero el hecho es que únicamente rectificaron el voto cuando les instó a ello la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, una vez que la indignación se había apoderado de las redes sociales.

Una explicación similar a la de las eurodiputadas socialistas es la del representante de UPyD, Francisco Sosa Wagner, sobre su abstención en la enmienda relativa a la congelación de salarios. "No tenía sentido votar una modificación que carece de valor legislativo", ha defendido en conversación telefónica desde Estrasburgo. "No tengo inconveniente en que me bajen el sueldo, pero debe hacerse en el foro adecuado y el de ayer no lo era", arguye.

Sosa Wagner ha precisado que él sí votó deliberadamente a favor de los vuelos en primera clase, aunque luego también modificó el sentido de su voto a instancias de la dirección de su partido. "Por nuestra situación, muchas veces debemos cancelar los viajes, y viajando en turista hay recargo por el cambio, algo que no sucede en business. Al final volar en primera clase supone un ahorro para el Parlamento Europeo". Un argumento que apoyan también otros diputadas socialistas como Iratxe García e Inés Ayala. "La cuestión no es turista sí o no, eso es una medida que puede quedar bien de cara a la galería. Hay otras vía de ahorro que deberían estudiarse, como que el Parlamento Europeo negocie con las compañías aéreas una rebaja de las tarifas".

El sistema de pago de viajes ha cambiado con la nueva legislatura. Antes de 2009 a cada eurodiputado se le asignaba una cantidad suficiente para poder viajar hasta Estrasburgo y hospedarse. El parlamentario disponía de la cantidad arbitrariamente: si compraba un billete en turista, se quedaba lo que ahorraba por no viajar en primera. Ahora es la agencia de viajes del Parlamento la que se encarga de la compra de billetes y los eurodiputados tienen que presentar el billete como justificante de que realmente han realizado el vuelo.

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, ha defendido la postura de los eurodiputados populares esta mañana en TVE: "Los grupos no votan por países, sino de forma conjunta ¿Qué se ha votado? Un informe orientativo, no vinculante". La portavoz popular ha advertido que "analizarán en rigor" los temas de las enmiendas. Por su parte, el eurodiputado del PP, Jaime Mayor Oreja, ha dicho que su grupo es partidario de que se apliquen más recortes, además de los vuelos, pero que "la posición del grupo se tendrá que analizar cuando se debata sobre un documento real, como los Presupuestos".

Muchos eurodiputados entienden la reacción crítica que su comportamiento ha suscitado entre los ciudadanos, en plena crisis económica y con fuertes medidas de ajuste. "No hay duda de que desde el punto de vista político debería haberse votado que sí", reconoce Badía, "pero desde la perspectiva del procedimiento era un error. En el PSOE nos abstuvimos porque quisimos ser rigurosos y olvidarnos del populismo".

Por su parte, el líder de los socialistas españoles en el Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar, ha recordado que todos los eurodiputados y funcionarios del PE se rigen por el mismo sistema de desplazamientos, que gestiona una agencia de viajes propia del PE, y que contrata vuelos en primera clase porque los eurodiputados necesitan "flexibilidad" para "cambiar los vuelos y enlaces que se retrasan o se pierden". "Para venir al pleno de Estrasburgo, por ejemplo, la mayoría de eurodiutados tenemos que tomar varios vuelos porque no hay directos desde casi ningún lugar de los Veintisiete", apuntó.