Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los conductores noveles podrán circular a partir de mañana a más de 80 por hora

Tendrán que llevar la 'L', su tasa de alcoholemia es inferior y parten con ocho puntos de carné

Que los conductores circulen por debajo de 80 kilómetros por hora durante el primer año de carné "carece de sentido". Así lo manifiesta una orden ministerial publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por la que se elimina la obligatoriedad de los noveles de conducir a esta velocidad. A partir de mañana, podrán hacerlo igual que el resto de automovilistas, es decir, a un máximo de 110 kilómetros por hora, de acuerdo con el nuevo límite aprobado por el Gobierno. La medida ha contado con el respaldo unánime de todos los grupos parlamentarios.

La limitación a 80 kilómetros por hora se estableció en 1974, cuando las condiciones de las carreteras, los vehículos y la enseñanza de seguridad vial eran muy diferentes, según explica la orden ministerial del BOE. Además, las carreteras españolas de entonces no permitían velocidades superiores a más de 100 kilómetros por hora frente a los más de 12.000 kilómetros de autopistas y autovías con los que cuenta ahora España, según la orden ministerial.

Sin embargo, el BOE no recoge uno de los argumentos que empleó el grupo socialista, y que apoyaron el resto de partidos, durante la tramitación del proyecto no de ley que instaba al Gobierno a adoptar las medidas para dejar sin efecto el límite de 80: la crisis del petróleo de 1973. El diputado socialista Carlos Corcuera, portavoz de su grupo parlamentario en la Comisión no permanente de Seguridad Vial, aseguró entonces que "el establecimiento de los límites de velocidad" en aquella época obedecía, "entre otras razones", a la necesidad, "impuesta por la crisis", de reducir el consumo de combustible. Es decir, el mismo motivo por el que ahora se ha reducido la velocidad de 120 a 110 por hora.

Control de los noveles

Los conductores noveles no dejarán de estar sometidos a un estricto control. Su tasa de alcoholemia es de 0,15 miligramos por litro de alcohol en aire espirado, inferior a la general de 0,25. Además, tendrán que llevar la señala V-13, la famosa L, para que el resto de conductores puedan identificar al novel, y durante los tres primeros años tendrán ocho puntos y no 12 de carné, "así que pueden perder el permiso de conducir con dos infracciones", recuerda el director de Tráfico, Pere Navarro.

Las estadísticas de la Dirección General de Tráfico (DGT) rebaten la sospecha de que los noveles son responsables de más siniestros que el resto de conductores. Según los datos del organismo, de los 68.351 accidentes con víctimas en carretera en 2009, los noveles con menos de un año de carné -en 2009 se expidieron unas 500.000 licencias- estuvieron implicados en 1.452, poco más del 2%, el mismo porcentaje que representan en el censo total de conductores, de 25 millones.