Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez rechaza imputar al conductor del tren del atropello mortal de Castelldefels

Los familiares de las víctimas consideraban que existían "elementos suceptible de generar responsabilidad penal" en la actitud del maquinista

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Gavà (Barcelona), que investiga el caso del accidente ferroviario de Castelldefels (Baix Llobregat) en el que murieron 12 personas atropelladas por un cercanías en la noche de la verbena de Sant Joan de 2010, ha rechazado la petición de los familiares de las víctimas de imputar al maquinista del tren que conducía en el momento del atropello.

Los familiares consideraban que existían "elementos susceptibles de generar responsabilidad penal" en la actitud del conductor, que finalmente solo acudirá a declarar en calidad de testigo.

En una nota de prensa, el juzgado ha informado de que se ha dado respuesta a un centenar de peticiones realizadas por los familiares, que pidieron nuevas diligencias después de que la Audiencia de Barcelona ordenara reabrir el caso, que se había archivado un mes después del atropello tras concluir el magistrado instructor que el accidente se debió a la imprudencia de las víctimas.

Además de repetirse la declaración de ocho testigos que ya declararon ante el juzgado, el titular de Gavà ha citado a declarar a cinco nuevas personas, a pesar de que se habían pedido muchas más, para evitar que se produzcan "reiteraciones estériles e innecesarias".

El juez ha resuelto admitir únicamente aquellas diligencias que tienen relación "inmediata, exclusiva y directa" con la investigación. En este sentido, ha autorizado a los abogados de los familiares de las víctimas mortales -la mayoría latinoamericanos-a aportar informes periciales sobre el estado de la vía del tren, sobre la iluminación de la zona y sobre todo lo que crean necesario analizar del lugar del atropello, siempre que se centre en el día y en el momento de los hechos.

El juez de instrucción acepta, además, la petición de practicar diligencias de carácter documental, como informes de Renfe relativos al servicio prestado por el tren.

En este sentido, el magistrado también ha aceptado que se dé acceso a las cámaras de seguridad de la estación y a la caja negra del tren.