Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dos expresidentes de la Fundación Hércules declaran ante el juez por el 'caso Brugal'

El juzgado investiga una supuesta financiación irregular de la entidad

Los dos expresidentes de la Fundación Hércules, Rafael Gregori e Ignacio Mangada, han declarado esta mañana ante la titular del Juzgado de Instrucción número cuatro de Alicante, que investiga una presunta financiación irregular de la entidad que gestiona el equipo de fútbol de Alicante. Esta investigación, una de más múltiples ramificaciones del caso Brugal, se centra en la supuesta obtención de fondos para la fundación a través de empresarios que a cambio de su aportación habrían sido beneficiarios de adjudicaciones de obras por parte de la Diputación de Alicante, que preside José Joaquín Ripoll.

Gregori, tras prestar declaración ante la juez durante casi media hora, no ha querido hacer declaraciones. Por su lado, Mangada se ha mostrado "satisfecho y contento" al poder declarar ante la Justicia para "dejar el nombre de la Fundación Hércules y de las personas que han trabajado allí como siempre, muy alto". El ex directivo de la fundación ha defendido su "inocencia y el trabajo realizado durante estos años".

Gregori está presuntamente implicado en un delito de alzamientos de bienes y, además, está imputado en el caso Brugal como uno de los supuestos intermediarios en los negocios de la trama -relacionados con la basura y el urbanismo-, en la que han sido implicados, entre otros, los empresarios Ángel Fenoll y Enrique Ortiz, accionista mayoritario del Hércules, así como Ripoll.