Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PATRIMONIO DE LOS PARLAMENTARIOS

El PSOE propone endurecer las incompatibilidades de los diputados

Los socialistas piden extender a los familiares de los parlamentarios la transparencia de sus bienes y modificar la indemnización por cese

El PSOE propone modificar el régimen de los diputados y senadores para que se hagan públicos los bienes y patrimonios de todos, pero extendiéndolo a los familiares, y endureciendo su régimen de incompatibilidades.

Todos los grupos comparten el objetivo de transparencia, pero sólo el PSOE quiere extenderlo a los familiares. Ayer, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó que su partido presentaría hoy su propuesta. Al parecer los populares están de acuerdo en exigir a los parlamentarios la misma transparencia que a los miembros del Gobierno, que publican sus bienes y patrimonio pero no el de sus familiares, aunque todavía no se han puesto de acuerdo en si hay que dar a conocer únicamente los patrimonios individuales o también el de empresas familiares. Por su parte IU, en la propuesta que junto con ERC remitió ayer a José Bono para reformar el sistema especial de pensiones que disfrutan los diputados, se mostró partidaria de que los parlamentarios hicieran públicos sus "bienes patrimoniales, ingresos y rentas", y actualizaran esa información anualmente.

Los socialistas, según ha explicado José Antonio Alonso, han remitido la propuesta al presidente de la Cámara, José Bono, que incluye endurecer el régimen de incompatibilidades, modificar las indemnizaciones por cese y eliminar el complemento de pensiones.

Ahora todos los parlamentarios reciben una indemnización de un mes por año hasta un máximo de 24 meses y lo cobran de una vez. El PSOE propone que solo lo cobren los que no encuentran trabajo y mes a mes, por una cuantía de dos mensualidades, hasta un máximo de 24.

En sus propuestas, el PSOE también aboga por eliminar el complemento para que un parlamentario cobre la pensión máxima tras haber estado siete años ocupando un escaño en la Cámara baja.