Hallado en el sur de Francia un 'zulo' de ETA

El escondite, cerca de Toulouse, contiene varios bidones con material para fabricar explosivos

Las fuerzas de seguridad francesas han descubierto un zulo en las proximidades de Toulouse en el que se ocultaban varios bidones con una sustancia que se está analizando y que podría tratarse de material para fabricar explosivos. Las investigaciones apuntan que el escondite ha sido utilizado por ETA, según fuentes de la lucha antiterrorista.

El hallazgo se ha producido fortuitamente en la localidad de Sarlat-la-Canéda, en Dordogne, al norte de Toulouse. Los bidones enterrados en el zulo contenían unas bolsas de basura con un polvo blanco que, según los primeros datos, puede tratarse de nitrato amónico. En los bidones había etiquetas en euskera.

Por el momento no se ha precisado el estado en el que se encuentra el material y si está apto para ser usado ni si se trata de un escondite antiguo de la banda. Se desconoce también la cantidad. El nitrato de amonio se utiliza en muchos casos para la fabricación del amonal junto al trinitrotolueno y aluminio. Especialistas en desactivación de explosivos se han encargado de retirar el material, mientras que la Subdirección Antiterrorista de París y el Servicio Regional de la Policía Judicial se han encargado de las investigaciones.

Más información
Batasuna reclama a ETA un alto el fuego con voluntad de definitivo
El fiscal pide 10 años para Otegi y Usabiaga por reactivar Batasuna a través de Bateragune
Hallado en Francia un 'zulo' de ETA con armas

Uno de los últimos zulos de ETA encontrados en Francia fue localizado en septiembre pasado, cuando unos cazadores hallaron en el monte en Uzès, en el sur del país, tres bidones de plástico con armas.

El hallazgo de un nuevo depósito de la banda en Francia es la primera actuación contra ETA llevada a cabo en 2011, después de que el pasado año se saldara sin ningún asesinato y numerosas actuaciones contra la organización criminal. Durante 2010 las fuerzas de seguridad desarticularon un total de 14 zulos, cinco de ellos en Francia.

La zona donde se ha producido hoy el hallazgo ha sido frecuentemente empleada por ETA para ocultar sus arsenales. Durante el verano de 2009 se desarticuló una red de zulos en el sur de Francia en la que se incautaron cientos de kilos de explosivos. Las fuerzas de seguridad llegaron hasta estos escondites tras las detenciones en agosto de ese año de Aitzol Etxeburu, Alberto Machain y Andoni Sarasola, encargados de repartir las armas y las bombas entre los comandos.

El pasado 21 de diciembre se informó de un robo de material informático en una empresa situada en el sureste de Francia, vinculado a la organización terrorista. Los autores de ese robo se identificaron como miembros de la banda y se llevaron tarjetas magnéticas y de crédito vírgenes y en blanco. Pese a este incidente, el descubrimiento hoy de un nuevo escondite se produce en un clima en el que insistentes informaciones apuntan a un próximo comunicado de ETA en el que podría anunciar el cese definitivo de la violencia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS