Activado el plan de contingencias por un vertido de Repsol frente al delta del Ebro

La compañía señala que ya ha resuelto la fuga. -El vertido afecta una extensión de unos 16 kilómetros cuadrados

La Capitanía Marítima de Tarragona ha activado el plan de contingencia por contaminación marítima debido a un vertido de crudo procedente de la plataforma Casablanca que Repsol opera frente al delta del Ebro, a unos 50 kilómetros de la costa. El vertido afecta una extensión de unos 16 kilómetros cuadrados y tiene un volumen de 120 a 150 metros cúbicos, según una primera estimación de la Subdelegación del Gobierno en Tarragona. La alerta ha sido decretada sobre las 12:30 horas después de que Repsol detectara en alta mar una mancha supuestamente de hidrocarburos cuya extensión todavía está por determinar. El origen de la fuga se halla en la plataforma petrolífera de Repsol, explicó la propia compañía. Las labores de contención y limpieza se alargarán previsiblemente hasta mañana, ha informado la Subdelegación del Gobierno, que por ahora no aporta datos de la extensión del vertido ni del área afectada.

El accidente que propició el escape se produjo esta madrugada durante las operaciones de puesta en funcionamiento de la plataforma Casablanca, ha informado Repsol. La plataforma se encontraba parada estas últimas semanas para realizar varias operaciones de mantenimiento y el escape de hidrocarburos se habría producido al iniciar el proceso de puesta en marcha. "Se trata de un problema puntual en la plataforma, en ningún caso el escape procede de los pozos petrolíferos que explotamos", ha subrayado un portavoz. Medios de Repsol y varias embarcaciones de Salvamento Marítimo se encuentran ahora trabajando en el control y recogida del producto. La compañía ha señalado que ya ha abierto un expediente interno para esclarecer las causas del incidente.

Puesta a punto para explotar dos nuevos pozos

Las labores de mantenimiento que Repsol realizó en la plataforma afectada incluían preparar la infraestructura para explotar dos nuevos pozos en la zona. La plataforma, que procesa y transporta unos 2.000 barriles de petróleo al día, aumentará esa cifra hasta más de 6.000 barriles diarios gracias a los nuevos yacimientos. La prospección de ambos pozos, que la compañía designó como Montanazo D-5 y Lubina 1, ya provocó al menos dos vertidos en verano de 2009 por los que el Juzgado de Tarragona mantiene imputados a dos directivos de Repsol.

Estos viejos yacimientos, de difícil acceso, fueron perforados hace 16 años pero la tecnología disponible en ese momento hacía inviable su explotación. Repsol asegura que con los medios actuales ya es posible explotar sendos yacimientos con las máximas garantías de seguridad. "Deben paralizarse todas las prospecciones en la costa española antes porque queda claro que la seguridad no está garantizada", ha insistido un portavoz de la entidad ecologista Greenpeace tras conocer el nuevo incidente de la plataforma. Greenpeace reclama al Gobierno central que deniegue a Repsol los permisos de explotación de los dos nuevos pozos, petición que el Ejecutivo ha descartado en diversas ocasiones.

Lo más visto en...

Top 50