ELECCIONES CATALANAS

Mas dice que al tripartito se le ve el plumero con el 'caso Palau'

"A cada piel de plátano que nos pongan, responderemos con una sonrisa", dice el líder de CiU

Artur Mas ha lamentado que el gobierno tripartito intente desprestigiar a la coalición nacionalista utilizando electoralmente el Caso Palau al sumarse las tres administraciones socialistas que conforman el Consorcio a la querella de la Fiscalía contra dos dirigentes de CDC. "Al tripartito se le ve el plumero. No actúan igual con los casos que les afectan a ellos. Cuando esto pasa en campaña la gente ya se da cuenta que es partidismo", ha afirmado el candidato y presidente de CiU.

A las puertas de la Fundación Palo, en el Poble Nou, en Barcelona, justo antes de presentar su proyecto cultural ante unas 200 personas, Mas ha remarcado que "curiosamente" el Orfeó Català se ha desmarcado de la postura del Consorcio. Y ha señalado que piensa no mover su línea de no responder a las provocaciones de sus rivales. "Es es su estilo. A cada piel de plátano que nos pongan, responderemos con una sonrisa", ha insistido el convergente en la línea del comunicado que emitió ayer por la tarde.

Más información
Duran advierte de que la mayoría de los nacidos son hijos de inmigrantes
CiU se atrinchera y tilda de "barriobajeras" las acusaciones del consorcio del Palau
El PP advierte a Mas de que su apoyo no será "gratis total"

Mas se ha propuesto hacer una campaña en positivo y no tiene la intención de entrar en un cruce de acusaciones con los socialistas en el tema Palau, al menos en los actos con público y ante militancia. Sin embargo, justo antes de iniciar la doc-sesión, el formato que ha utilizado para explicar sus propuestas, a José Montilla, presidente de la Generalitat, que ayer dijo que CiU se desinfla. "Queremos huir de la bronca. Las encuestas no dicen eso. Hay muchas ganas de cambio y eso se nota en calle. Y qué diga eso alguien que tiene las encuestas peor", le ha replicado en alusión a que CiU le saca unos 20 escaños más que el PSC. "Lo que se es que si hacemos una campaña grosera, habrá menos ganas de cambio. Y si quiere el cara a cara lo haremos. Nunca nos hemos negado a ello", zanjó.

El concierto económico sigue siendo el pulso de su campaña y Mas ha reiterado su intención de reivindicar ese modelo de financiación en la línea del que tienen en el Pais Vasco o Navarra. Su cálculo es que el déficit fiscal de Cataluña con el conjunto del Estado es de un 9% o un 10% y debería reducirse a la mitad, lo que comportaría ingresar a Cataluña unos 9.000 millones de euros más. Por tanto, Mas cree que con ese 5% alcanzaría para pagar la cuota de solidaridad interterritorial y del pago de los servicios que da el Estado.

Y acabó sin querer abundar demasiado en las nuevas declaraciones de Joan Puigcercós, líder de Esquerra, que ha defendido la existencia de de un acuerdo, que denomina Pacto de Hierro, que conjuga los intereses de Sevilla, Madrir y Bilbao. "Le pediría a ERC que después de las elecciones ayude a conseguir el concierto porque cuando ha entrado en el gobierno se ha olvidado de él", ha dicho en alusión a la propuesta del republicano.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS