Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres soldados españoles, contusionados en Afganistán por una bomba

Defensa afirma que la caja del vehículo blindado en el que patrullaban "ha respondido adecuadamente a la explosión"

Tres soldados españoles han necesitado atención médica por "dolores leves" tras la explosión de un artefacto explosivo al paso del vehículo blindado en el que patrullaban, junto a militares de EE UU, en la provincia de Badghis (Afganistán). "El blindado español se encontraba realizando, en colaboración con efectivos de Estados Unidos, una patrulla de reconocimiento de una ruta al norte de la localidad de Muqur cuando se ha activado artefacto. La caja del blindado RG-31 ha respondido adecuadamente a la explosión", informa Defensa en un comunicado.

"Una vez asegurada la zona donde se ha producido el incidente se ha trasladado a los militares a un lugar más seguro, donde han sido atendidos tres de ellos que presentaban dolores leves", añade la nota.

Desde el pasado mes de marzo, las tropas españolas operan en Afganistán sólo con los nuevos blindados de origen sudafricano RG-31 (que sobre el terreno reciben el nombre de Nyala, "antílope") y con los blindados medios LINCE. Ambos vehículos, que sustituyeron a los antiguos BMR, son "los de mayor protección contra minas y frente a este tipo de artefactos improvisados que se pueden encontrar en el mercado", informa Defensa. El contingente español cuenta con 63 blindados RG-31 y 108 vehículos LINCE.

"El despliegue de estos nuevos vehículos ha sido posible gracias al plan de renovación de blindados, puesto en marcha en 2007, que supone la adquisición de 575 unidades y una inversión de 320 millones de euros en distintas fases", añade el ministerio.

El pasado mes de agosto dos guardias civiles españoles, un capitán y un alférez, además de su intérprete, nacionalizado español, murieron cerca de la base de Qala-i-Naw, en la misma provincia de Badghis, al ser tiroteados por un policía afgano al que estaban dando una clase de formación.

Un total de 162 miembros del Ejército y de las fuerzas de seguridad españolas han perdido la vida desde 1987 en misiones en el exterior: 92 en accidentes aéreos, 30 víctimas de ataques, 22 en accidentes de tráfico, nueve por causas naturales y cuatro por disparos accidentales.