Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps promete crear 5.400 empleos netos en 2011

La Comunidad Valenciana tiene medio millón de parados.-La oposición le acusa de nuevo de ser el presidente del paro, la corrupción y el despilfarro

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha asegurado esta mañana en la sesión de control de las Cortes Valencianas que la previsión de su gobierno es crear en 2011 un total de 5.400 puesto de trabajo netos. Una cantidad que, según Camps, se podría multiplicar hasta por cuatro si José Luis Rodríguez Zapatero convocase elecciones generales anticipadas. "La Comunidad Valenciana va a liderar la salida de la crisis. Hay más empleo que cuando llegué, y el año que viene habrá creación de empleo", ha dicho Camps. La cifra de nuevos puestos de trabajo ofrecida por el presidente del Consell ha creado estupor en la Cámara. La Comunidad Valenciana tiene medio millón de parados. "Nos acaba de hundir en la mayor crisis de la historia", ha afirmado la diputada de Compromís, Mireia Mollà, que ha destacado que esos 5.400 empleos solo suponen el 0,1% de los parados actuales. Camps ha intentado justificar el dato con el argumento de que se tratará de puestos netos y de que él lidera un gobierno serio en el que no se hacen planes al estilo soviético como en el caso del Ejecutivo socialista.

La oposición, sin embargo, le ha reprochado una vez más falta de iniciativa para salir de la crisis y ha denunciado que la corrupción está afectando a la economía e imagen de los valencianos. A juicio del portavoz socialista, Ángel Luna, la Comunidad Valenciana está inmersa en una "economía del clientelismo y la corrupción, de la deuda y la ineficacia". Luna ha pedido de nuevo explicaciones por los casos de corrupción que afectan a dirigentes populares. "Tiene usted a la mitad del Consell implicado en adjudicaciones extrañas y todo tipo de corruptelas", ha destacado el portavoz socialista, que se ha centrado en uno de los últimos escándalos que afectan al gobierno de Camps, el de las subvenciones a la cooperación concedidas por la Consejería de Solidaridad, encabezada por Rafael Blasco, con las que se han llegado a comprar pisos. "Su consejero no acepta la realidad, la manipula. Está instalado en la falsificación", ha asegurado Luna en relación con la documentación sobre las ayudas de la consejería a proyectos en Nicaragua, en la que figuran apuntes de ayudas por un millón de euros que no han pasado por ninguna cuenta bancaria, según la oposición. "¿Cómo la han llevado? ¿En maletines?", se ha preguntado Luna.

Los socialistas han acusado a Blasco de crear una red de ONG que en los últimos años ha logrado sustanciosas ayudas de la consejería en parte desviadas a empresas de asesoría. Ante la petición del portavoz socialista de que se pronunciara sobre la investigación judicial abierta por los expedientes de cooperación, Camps ha sido tajante: "Mi apoyo al conseller es absoluto y total". Y una vez más, el presidente de la Generalitat no ha contestado a los reproches de la oposición y ha acusado a Luna de propagar "insidias e insultos" para desprestigiar a la Comunidad Valenciana.

Por su parte, el portavoz de Compromís, Enric Morera, cuyo grupo ha insistido en cuántos puestos de trabajo tenía previsto crear el Consell el año que viene y con qué medidas, ha asegurado que las promesas del último debate de investidura de Camps se han ido a pique. Morera se ha preguntado dónde están los 33.400 millones de euros que el jefe del Consell prometió que iba a invertir en su discurso de año nuevo. "Usted da recetas fracasadas, es el presidente del paro, el despilfarro y la corrupción", ha asegurado Morera.

Camps ha insistido en que su compromiso sigue siendo el pleno empleo. "Para eso necesito un gobierno de verdad en España que no apueste por la crispación y la persecución de los partidos políticos", ha continuado Camps, "estuvimos a punto de conseguir el pleno empleo, pero apareció Zapatero". "Nosotros a lo nuestro, la Comunidad Valenciana va a liderar la salida de la crisis", ha añadido el presidente del Consell.