Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protección Civil desactiva la alerta de inundaciones en el Baix Empordà

El fuerte oleaje ha engullido la arena de las playas del Maresme regeneradas en julio

Protección Civil ha desactivado la alerta por riesgo de inundaciones en los municipios de la Bisbal d'Empordà, Matajudaica, Fonolleres, Serra de Daró, Gualta y Castell d'Empordà por desbordamiento de sus ríos y rieras. Las intensas lluvias que han caído en la zona han provocado crecidas importantes. Todos los municipios pertenecen a la comarca gerundense del Baix Empordà.

Se recomienda a las personas que eviten los accesos a los cauces, los puntos bajos y los pasos que cruzan ríos, rieras, torrentes. Un temporal de lluvia y viento ha azotado Cataluña desde la media noche del sábado. La tormenta castigó el lunes con especial intensidad las comarcas gerundenses, donde ha continuado la lluvia y el fuerte oleaje hasta hoy, causando destrozos en subterráneos, playas y carreteras.

MÁS INFORMACIÓN

El temporal ha engullido la mayoría de las playas de la Costa Brava yla comarca del Maresme que habían sido regeneradas entre finales de la primavera y principios del verano. En julio pasado, las obras para regenerar las playas de Cabrera de Mar, Vilassar de Mar y Mongat supusieron una inversión de 2,3 millones de euros por parte de la Generalitat y el Gobierno español. La arena vertida en las playas ha sido ahora, tres meses después,engullida por el fuerte oleaje.

Bomberos de Barcelona y Protección Civil han desactivado esta mañana el Plan Básico de Emergencia Municipal por fuertes vientos en la capital catalana.Este plan se activó ayer a las 8.50 horas en fase de prealerta debido a la posibilidad de que soplasen vientos en la ciudad con velocidades que podían llegar hasta los 90 kilómetros por hora (fase 5).

La Dirección General de Protección Civil de la Generalitat también ha desactivado la alerta del plan especial de emergencias por inundaciones en Cataluña (Inuncat), y la fase de alerta del Procicat por el estado del mar y por riesgo de viento.

Los Bomberos de la Generalitat han realizado en los últimos cuatro días 1.061 actuaciones vinculadas a este episodio de meteorología que ha afectado a casi todo el territorio catalán.

Por otra parte, esta madrugada han realizado 103 salidas, concentradas sobre todo en el área metropolitana de Barcelona. Según han informado esta mañana, los servicios han sido para retirar árboles y farolas caídos, así como elementos estructurales, sin que ninguno de ellos fuera grave. Las salidas se han centrado en las comarcas del Barcelonès, el Vallès, el Baix Llobregat y el Maresme. Por su parte, los Bomberos de Barcelona han realizado en las últimas 24 horas un total de 192 salidas, la mayoría para retirar elementos caídos por el viento, sin que ningún servicio fuera de gravedad.