Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los guardias civiles trabajarán 14 días menos al año

Interior reduce la jornada laboral de los agentes.- Las asociaciones del instituto armado consideran insuficiente la medida

Los guardias civiles trabajarán 14 días menos al año, de acuerdo con la nueva normativa sobre el horario y la jornada laboral de los agentes, que ha anunciado este miércoles el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y que mañana concretará el director general del Cuerpo, Francisco Javier Velázquez. La medida, juzgada como "insuficiente" por las asociaciones mayoritarias del instituto armado, busca compensar los días festivos que trabajan los guardias civiles, aunque mantiene las 37 horas y media de jornada laboral.

"Todavía seguiremos trabajando una media de 11 horas más a la semana que los miembros del Cuerpo Nacional de Policía y cobraremos menos", ha asegurado un portavoz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC). Además, la Orden General de Jornada y Horarios del instituto armado, que mañana presentará Velázquez, contempla que la jornada laboral podrá "alterarse por necesidades del servicio", lo que significa, según la AUGC, que "no se llevará a cabo de manera real la reducción de jornada".

La nueva normativa se concretó durante la reunión del martes del Consejo de la Guardia Civil, al que asistieron representantes de la AUGC y la Unión de Oficiales (UO). Según un comunicado emitido por las dos asociaciones, Francisco Javier Velázquez "no escuchó la opinión de la inmensa mayoría de los representantes de las organizaciones profesionales" y les anunció que mañana daría a conocer la nueva Orden General de Jornada y Horarios.

Concentración en Rivas Vaciamadrid

Por ello, los guardias civiles no abandonarán su reivindicación de "misma jornada laboral que la Policía" y tratarán de eludir la prohibición de Interior de la manifestación prevista en Madrid el próximo sábado con una concentración el mismo día a las 12 en el auditorio Miguel Ríos en Rivas Vaciamadrid, según ha informado hoy la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC).

Aunque todavía no han renunciado al resultado del recurso interpuesto ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid sobre la prohibición de la protesta, y cuyo resultado se conocerá mañana, los representantes de la AUGC, junto a los de la Unión de Oficiales (UO), "han tenido que tomar decisiones de forma rápida", con una premisa clara: "El 18-S los guardias civiles vamos a estar en Madrid".

Sus reivindicaciones de "mejoras laborales" en la nueva concentración son las mismas por las que la Delegación de Gobierno de Madrid prohibió la manifestación, ya que los miembros del instituto armado carecen del derecho de organizar o acudir a una concentración o protesta de carácter político o sindical. "Ahora ya no se trata solo de reclamar derechos laborales y profesionales, en estos momentos están en juego nuestros derechos cívicos y fundamentales. Tenemos derecho a asociarnos y a reunirnos", asegura la AUGC en un comunicado, en el que insta a impedir que "estos derechos nos los arrebate una decisión gubernamental".

Falta muy grave

No obstante, las dos asociaciones mayoritarias del instituto armado han pedido a sus miembros que acudan a la concentración de Rivas Vaciamadrid sin mostrar su condición de guardias civiles y en "apoyo a los compañeros expedientados", los máximos responsables de AUGC y UO, Alberto Molla y Francisco García, a los que la semana pasada sancionó Interior por afirmar en una rueda de prensa en Madrid que el Gobierno los trata igual que a ETA. Hoy, Francisco Javier Velázquez, ha confirmado la sanción: falta muy grave, lo que puede suponer una pena desde tres meses de suspensión de empleo y sueldo hasta la expulsión del Cuerpo.

Para las dos asociaciones, estos dos expedientes disciplinarios suponen "un claro atropello al movimiento asociativo" de la Guardia Civil, un movimiento que el Gobierno "aprobó y apoyó con su Ley de Derechos y Deberes".