Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lissavetzky: "Estamos unidos como una piña, que nadie se engañe"

El candidato a la alcaldía de la capital ha negado la existencia de guerra sucia dentro del Partido Socialista madrileño

El secretario de Estado para el Deporte y, por ahora, único candidato a la alcaldía de Madrid del PSOE, Jaime Lissavetzsky, ha negado esta mañana la existencia de guerras sucias dentro del PSM y ha apelado a "la transparencia" en la toma de decisiones dentro del partido. "Somos un partido muy democrático y muy transparente y vamos a aprovechar las primarias para elegir a los mejores candidatos al ayuntamiento, si hubiera otro alternativo a mí, y a la comunidad; pero a partir de ahí estamos unidos como una piña, que nadie se engañe", ha declarado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, donde se encontraba para clausurar un seminario sobre el deporte.

Preguntado por la posible existencia de una guerra sucia dentro del PSM, a la luz de las encuestas internas que han mostrado la ventaja de Trinidad Jiménez sobre el secretario general del PSM, Tomás Gómez, y las críticas que se han hecho desde el entorno de Gómez, que acusa a Jiménez de hacer campaña electoral aprovechando actos ministeriales, se ha limitado a negarla con un escueto "no". Tampoco ha querido responder a las críticas que se le han hecho desde las secretarías generales del PSM por apoyar públicamente la candidatura de Jiménez a la presidencia de la Comunidad de Madrid frente a la de Tomás Gómez.

Respecto a los calificativos que le ha adjudicado el concejal madrileño del PP Ángel Garrido, que desde su blog ha tildado el aspecto de Lissavetzky de ser el de un "funcionario aburrido" y su apellido de "impronunciable", el secretario de Estado ha señalado que "cada uno se retrata con lo que dice y cuando el adversario se equivoca, decía Napoleón, mejor no distraerle".

En cuanto a la campaña por la alcaldía de Madrid, ha dicho haber hablado con Alberto Ruiz Gallardón "para ver si somos capaces de hacer una campaña limpia en la que se contrapongan ideas y proyectos". En cuanto a la deuda de la capital, ha reconocido que Madrid está "muy endeudada" y que la situación que encontrará quien llegue a la alcaldía "no es buena", pero ha recordado también que, por ahora, él sólo es "un protocandidato", por lo que no ha querido entrar en "temas de campaña".