Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Línea cobrará un peaje de hasta cinco euros por acceder a Gibraltar

La tasa permitirá al municipio obtener ingresos propios de hasta 30 millones de euros

El alcalde de La Línea de la Concepción (Cádiz), Alejandro Sánchez (PP) ha anunciado esta tarde que la tasa de descongestión que pretende aplicar a quienes accedan a Gibraltar "rondará los cinco euros" y "comenzará a aplicarse una vez concluyan los trámites administrativos", aproximadamente a mediados del mes de octubre.

Esta tasa está avalada por el marco comunitario y grava la densidad de circulación con la finalidad de reducir el volumen del tráfico en aquellos accesos o lugares en los que este es elevado. Londres, en 2003, fue la primera gran capital del mundo en introducir este gravamen. Otras ciudades que también la aplican son Estocolmo o Riga.

El regidor ha asegurado que esta decisión viene motivada por "el abandono del Gobierno de la nación" y ha reclamado la recuperación de la Carta Económica Especial que en 2003 congeló el Ejecutivo socialista. Con la aplicación de la tasa, el Ayuntamiento de la Línea pretende obtener unos los ingresos anuales de unos 30 millones de euros, a tenor de los datos oficiales de los vehículos que atraviesan el municipio camino de Gibraltar.

La tasa se aplicará aproximadamente a mediados del mes de octubre.

El Ayuntamiento ha iniciado un contencioso administrativo contra el Gobierno para conseguir la titularidad de la actual carretera de acceso a Gibraltar

Sánchez, que no ha ofrecido detalles concretos de esta iniciativa, sí ha confirmado que mañana martes, "se dictará una providencia que será debatida en las correspondientes comisiones informativas antes de su aprobación definitiva por parte del pleno del Ayuntamiento". El alcalde popular ha declarado, además, que "se está elaborando un estudio técnico que servirá para perfilar la cuantía definitiva de la tasa que se aplicará a los vehículos de visitantes y el trazado de acceso en el que se implementará". Eso sí, Sánchez ha aclarado que "el lugar de cobro será instalado en suelo municipal", lo que permitirá eludir, según el regidor, la intervención del Ministerio de Fomento, a quien pertenece la carretera de acceso al Peñón.

El alcalde ha recalcado que "la cuantía de esta tasa será más elevada para los camiones que entren a Gibraltar transportando gravas, piedras, ladrillos o material de escombros con los que se rellenan las aguas que rodean al Peñón", ya que "los rellenos afectarán a las playas de Levante y eso no lo podemos permitir". Aunque aún se están perfilando todos estos detalles, fuentes próximas al gobierno municipal han confirmado que "los vehículos podrían ser desviados hacia el centro de la ciudad antes de llegar a los accesos al Peñón". Además, los responsables del Ayuntamiento linense barajan la posibilidad de que la "nueva tasa" no sea aplicada a los vehículos y visitantes del resto de municipios del Campo de Gibraltar.

Sánchez ha insistido en que "una tasa similar se aplica en distintas ciudades europeas", por lo que "deseo no sentir vergüenza de que nuestro propio gobierno lleve a una ciudad fronteriza como La Línea ante el Tribunal de Luxemburgo", ha añadido el regidor, quien espera "no escuchar, ni leer declaraciones de diputados españoles que parecen proceder de la Cámara de los Comunes británica".

"Queremos vivir con Gibraltar, pero no de Gibraltar", ha apostillado el popular, quien planteará "un contencioso administrativo contra el Gobierno para conseguir la titularidad de la actual carretera de acceso a Gibraltar", ya que, según ha manifestado, "fue construida en 1985 sin que La Línea obtuviese la más mínima compensación por tanta servidumbre prestada, estando en la actualidad blindada, sin que el Ayuntamiento tenga potestad alguna sobre ella, a pesar de ser un trazado netamente urbano".

El alcalde linense ha informado que los técnicos están trabajando para perfilar la aplicación de la tasa y la correspondiente modificación del tráfico en la zona de acceso a Gibraltar y ha concluido diciendo que "La Línea no puede permitir tener dos colas: la de los 10.000 parados que se han generado y la que se forma en los kioscos de Gibraltar para comprar un cartón de tabaco que luego es revendido en nuestra ciudad por un beneficio de tres euros".

El enfrentamiento que el alcalde de La Línea ha abierto contra el Gobierno central con esta medida tendrá, además, continuidad con otras acciones, como la marcha que pretende llevar a cabo hasta el Palacio de la Moncloa para "reivindicar la ayuda legítima que una ciudad española debe tener", ha agregado.