Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey ha empezado sus vacaciones en Palma

Este año no se ha realizado el tradicional recibimiento de las autoridades ni se llevará a cabo el posado veraniego de la Familia Real

El Rey se unió el jueves por la noche al resto de su familia para pasar sus vacaciones de agosto en Palma de Mallorca. Tras llegar, acudió a cenar a un restaurante, acompañado por el armador José Cusí. Pero el veraneo ha venido después de una ardua jornada de trabajo. La tarde del jueves, don Juan Carlos se reunió con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Palacio de la Zarzuela e inmediatamente después voló a Palma de Mallorca, donde estaban Reina, los Príncipes y sus hijas, que disfrutan allí desde hace unos días.

Este verano, el habitual recibimiento oficial de las principales autoridades de Palma de Mallorca al Rey ha sido el gran ausente en la isla, donde veranea año a año la Familia Real. El Rey, además, ha llegado a la isla a pocas horas de que don Felipe se embarque hacia Colombia, donde el sábado debe asistir a la toma de posesión de Juan Manuel Santos, el presidente electo de ese país.

Tras haberse sometido el pasado mayo a una operación en la que se le extirpó un nódulo pulmonar, el Rey no ha podido retomar plenamente las actividades que desarrollaba tradicionalmente antes de ser intervenido. Así, ha aparecido en Palma con las la Copa del Rey ya comenzada y no competirá, debido al importante esfuerzo físico que requiere este deporte.

Sin embargo, sí se espera que don Juan Carlos, junto a la Reina, asista a la entrega de los premios de la Copa de regatas, que tendrá lugar el sábado, y navegue durante sus vacaciones a bordo del yate Fortuna o de la lancha Somni, según indican fuentes del Palacio de la Zarzuela.

Visita de Michelle Obama

El próximo domingo, los Reyes ofrecerán en su residencia estival un almuerzo en honor a la primera dama estadounidense, Michelle Obama, que les visitará tras pasar cuatro días en Marbella. Quien al parecer no asistirá a la comida será Sasha, la hija menor de los Obama, que viaja con su madre. Tampoco lo harán los Príncipes de Asturias.

Los Reyes coincidieron con la mujer de Barack Obama en otoño pasado en Copenhague, con motivo de la elección de la sede de los Juegos Olímpicos de 2016, que se llevó Río de Janeiro. En esa ocasión, doña Sofía tuvo oportunidad de trasladar a la primera dama de Estados Unidos que sería bienvenida en España si decidía visitar el país.