El juez Pablo Ruz abre diligencias previas para investigar el ataque a la 'flotilla de la libertad'

El magistrado español solo sería competente si Turquía, Israel y la CPI no han iniciado a investigar el suceso

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha preguntado a Israel, Turquía y a la Corte Penal Internacional (CPI) si han iniciado actuaciones contra el ataque a la llamada flotilla de la libertad, asaltada por el ejército israelí en aguas internacionales el pasado mayo.

Estas actuaciones forman parte de las diligencias previas que el magistrado ha adoptado antes de decidir si admite a trámite las querellas interpuestas la semana pasada por los tres activistas españoles que viajaban en el convoy humanitario. Según el principio de jurisdicción universal, recientemente reformado, la competencia de los tribunales españoles quedará supeditada a que "en otro país competente o en el seno de un Tribunal internacional no se haya iniciado procedimiento (...) de los hechos punibles".

En sus escritos, David Segarra, Manuel Espinar y Laura Arau acusan al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y a otros seis ministros de su Ejecutivo de "reunirse para concretar la operación días antes de producirse los abordajes y la masacre", que se saldó con nueve muertos y 38 heridos. Pero el magistrado español no investigará las muertes de los ciudadanos turcos. En caso de resultar competente, lo sería únicamente del secuestro de los activistas españoles.

En las diligencias previas, Pedraz ha pedido así mismo a la ONU que le remita el resultado de la misión internacional independiente creada para investigar los hechos. El juez ha subrayado en su escrito que es "prematuro aventurar una calificación definitiva sobre la notitia criminis". Los querellantes no opinan lo mismo. En sus escritos acusan a Netanyahu y a los ministros israelíes de un delito de lesa humanidad con detención ilegal, deportación y tortura.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS