Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hosteleros del centro de Valencia rechazan cambios en las terrazas para combatir el ruido

El Ayuntamiento pretende que desmonten sus terrazas una hora antes

Si el Ayuntamiento de Valencia impone su criterio, en este caso con el apoyo de la asociación vecinal Amics del Carme, las terrazas del centro histórico de Valencia cerrarán a las 00.30 en vez de a la 1.30, su horario actual. Los hosteleros del centro histórico, "alarmados", han calificado esta mañana como "inadmisible" que se reduzca el horario de las terrazas de sus bares y restaurantes, en un momento de crisis como el actual. Los vecinos llevan años denunciando la contaminación acústica en El Carme, lleno de locales de ocio, y exigen medidas para reducir el ruido.

La intención de restringir el horario de estos espacios la planteó el consistorio en una reunión con los vecinos y los hosteleros el pasado 30 de junio, y forma parte de las medidas cautelares previas a la aprobación de una nueva zona ZAS (zona acústicamente saturada) para El Carme.

En otros barrios, como el de San José, cerca de las universidades, ya se impuso la ZAS, aun que fue tras años de litigio de los vecinos contra el Ayuntamiento. La medida restringe la apertura de nuevo locales, sus horarios y el de sus terrazas.

Los hosteleros, a través de la asociación Albarca, han instado al gobierno local a que ataje el problema del ruido en el barrio de otra manera. "Para luchar contra el ruido, lo primero que hay que hacer es luchar contra los músicos callejeros, el movimiento okupa, las mafias de lateros, el botellón o las tiendas de conveniencia", ha afirmado Javier Pérez, de la junta directiva de la asociación. Varios dueños de locales han comentado que van a empezar a recoger firmas de los vecinos, para presentarlas en la próxima reunión que mantengan con los vecinos y la Concejalía de Contaminación Acústica, dirigida por la popular Lourdes Bernal.