Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿"Todo por la patria"... o por la Constitución?

La asociación mayoritaria de guardias civiles denuncia el "desánimo" y la falta de fondos e impulsa un cambio en el "lema franquista" de los cuarteles

Los calabozos de la Guardia Civil carecen de las condiciones mínimas de higiene y seguridad, según denuncia la asociación mayoritaria en el instituto armado, la AUGC . Eso es porque "el Gobierno no hace nada, ni siquiera tiene proyecto" para una "estructura obsoleta" y desfondada. Y, según afirman, no sólo se nota en los colchones piojosos de las celdas. "Cunde el desánimo" entre los agentes, "el ambiente no puede ser peor", y la forma de exteriorizarlo -tienen prohibido hacer huelga- ha sido una protesta "espontánea" y organizada por Internet, "que los ciudadanos agradecen" (dicen en tono irónico), y que, "pese a que el Gobierno calla, en las estadísticas se va a notar".

La Guardia Civil de Tráfico ha puesto entre un 70% y un 90% menos de multas a conductores en el último mes en "muchas" provincias (entre ellas, Sevilla y Madrid), un descenso que "supera el 50% en muchas otras". Este paro encubierto, conocido como la huelga de bolis caídos, comenzó en febrero. En general han bajado "casi todas las actuaciones policiales" debido a este "desánimo", según su portavoz, Juan Antonio Delgado.

Sin uniforme, pero caracterizados como guardias civiles con tricornio y capa tradicional (que ya no es reglamentaria), cuatro agentes con la boca tapada con esparadrapo negro servían de telón de fondo de un acto modesto en Madrid: lectura de manifiesto, algún grito contra el Gobierno y poco más; luego, comentarios entre sonrisas: "Tenemos que comprar un megáfono". La Asociación Unificada de Guardias Civiles iniciaba ayer así una escalada reivindicativa que podría continuar el 10 de julio con protestas en toda España y en septiembre con una manifestación en Madrid. Exigen, como mínimo, que se equipare su jornada de servicio con la de la Policía Nacional (166 horas al mes, frente a 144), aunque su lista de reivindicaciones es mayor: conocer los turnos con antelación suficiente para conciliar su vida personal, reconocimiento pecuniario de nocturnidad y festivos, igualación de su sueldo con el resto de cuerpos de seguridad.

Eso es lo principal: "Las personas". Y para después, cuestiones simbólicas "pero ilustrativas" como la reivindicación de la sección malagueña de la AUGC (que ayer refrendaron sus cargos nacionales, "porque modernizaría" el instituto armado) de que se quite de los cuarteles el lema franquista (de 1973), "Todo por la patria". ¿Y en su lugar? Nada, o "Todo por la Constitución", "por España", o "por los ciudadanos". No sería lo único necesario para "traer a la Guardia Civil al siglo XXI", también se podrían eliminar "los costosos desfiles" y otras "cuestiones secundarias" que "pagan todos los españoles".