Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia estrena su servicio de alquiler de bicicletas

Otras grandes ciudades, como Barcelona o Sevilla, ya implantaron el sistema hace años

Valencia cuenta desde hoy con un nuevo servicio de transporte público:el Valenbisi. El Ayuntamiento, según sus previsiones, repartirá a lo largo delpróximo año275 estaciones de alquiler de bicicletas por la ciudad con un total de 2.750 unidades. En agosto ya estarán en marcha la mitad. Pese al despliegue, la alcaldesa, Rita Barberá, ha repetido hoy que al Consistorio no le costará dinero. Una empresa privada, ha explicado durante la inauguración oficial del servicio en la calle de Yecla, se encargará de las estaciones y el mantenimiento y se financiará mediante la publicidad en las instalaciones.

Barberá ha incidido en la apuesta de su gobierno por la bicicleta y el medio ambiente con el nuevo sistema. Mientras, varios ciclistas que pasaban por allí decían que mejor sería hacer más carriles bici, una queja frecuente de los usuarios. "Una ciudad", ha declarado la regidora, "no puede aspirar a ser moderna sin una apuesta clara por respetar el medio ambiente". Barcelona, Sevilla, París o Lyon ya hace años que ofrecen este sistema, que ha tardado en implantarse en Valencia a pesar de las ventajas que reúne la ciudad -buen tiempo y pocas cuestas-. La aprobación del servicio, además, ha estado rodeada de polémica: con la oposición por el proceso de adjudicación a la empresa JC Decaux, y con otras empresas de alquiler de bicicletas por la supuesta competencia desleal.

El servicio público de alquiler de bicicletas, dirigido a personas mayores de 16 años, funcionará 24 horas al día y los 365 días del año. La primera media hora de uso será gratuita y los siguientes 30 minutos costarán 50 céntimos. A partir de ese tiempo, si el usuario desea continuar circulando por la ciudad en la bicicleta tendrá que abonar dos euros cada hora, con el fin de que el uso del vehículo sea rotatorio. Los interesados en la utilización anual del servicio podrán disponer de un bono por 18 euros, y también se han establecido bonos de uso semanal, especialmente dirigidos al turismo, a un precio de 10 euros. Las primeras unidades se ubicarán en la zona este de la ciudad y en agosto está previsto que cuenten con estaciones los distritos de Poblats Marítims, Quatre Carreres, L'Eixample, Ciutat Vella, Benimaclet, Zaidía, Pla del Reial, Algirós y Camins al Grau. Posteriormente, las estaciones de alquiler se extenderán hacia el norte, el sur y el oeste.