EL SUMARIO DEL CASO PRETORIA

"A la que hay que apretar es a la Trilla"

Los ex altos cargos de CiU Lluís Prenafeta y Macià Alavedra presionaron a consejeros y secretarios del tripartito para vender un inmueble de Diagonal Mar

Lluís Prenafeta y Macià Alavedra, ex dirigentes de la Generalitat de Jordi Pujol, presionaron a los consejeros Antoni Castells y Joaquim Nadal y a varios secretarios de la Generalitat durante más de un año y medio para que les comprara un edificio en Diagonal Mar por 89 millones de euros. El inmueble, propiedad de la inmobiliaria Espais, debía albergar la sede de la consejería de Acción Social y Ciudadanía primero y la de la empresa pública de vivienda Adigsa después. Ambas operaciones se frustraron.

La compraventa del inmueble se complicó sobre todo cuando Prenafeta y Alavedra, que ambos imputados en el caso, se toparon con la secretaria de Vivienda, Carme Trilla. "Me dijo que quería sacar esto [la compra de un edificio para su sede] a concurso, la convocatoria antes de marchar de vacaciones", le indica Lluís Casamitjana -presidente de la inmobiliaria Espais- a Prenafeta, que hacía las veces de intermediario, en una conversación telefónica.

Más información

Prenafeta le contestó que el concurso debía ser "para cubrir el expediente, no para comprárselo a otro". Por ello, los ex consejeros se centraron ejercer presión especialmente al secretario de Política Financiera, Jordi Pericàs. La operación no avanzaba. "A la que hay que apretar es a la Trilla", insistía Prenafeta. Sin embargo, la compraventa acabó por no cuajar.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción