Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reforma del Código Penal sale adelante gracias a CiU, ERC, CC y UPN

El PP se abstiene porque no se establece la cadena perpetua revisable

La reforma del Código Penal va ya camino del Senado después de que el Congreso la aprobara sin consenso. Del lado del se han colocado el PSOE, CiU, ERC, Coalición Canaria y UPN. Se han abstenido PP, IU-ICV, BNG y UPyD. El no ha venido de los diputados del PNV y NaBai. En total, 180 diputados votaron a favor, 7 en contra y 146 se abstuvieron.

El portavoz socialista de Justicia, Julio Villarrubia, no ha ocultado su disgusto por la abstención del PP, ya que los socialistas y el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, habían puesto mucho interés en ir de la mano del PP en esta reforma. Dos enmiendas completas y 29 transaccionales tienen la firma del PP: Su portavoz, Federico Trillo, argumentó que "hay demasiadas sombras e inquietudes". Para el PSOE, es una muestra de "deslealtad". "España no se merece una oposición como ustedes", espetó el socialista Julio Villarrubia al popular Federico Trillo.

El argumento fundamental del PP para no apoyar la reforma se basa en la no inclusión de la llamada "cadena perpetua revisable". El endurecimiento de otros aspectos para los delitos de terrorismo no fueron suficientes para el PP, tales como la libertad vigilada durante 10 años, después de cumplir las penas, tanto para delitos de terrorismo como de abusos sexuales. También se establece la imprescriptibilidad de esos delitos. Precisamente este endurecimiento es el que ha llevado al PNV y a NaBai a votar en contra de la reforma del Código Penal.

El acuerdo del PSOE con CiU para castigar con pena de prisión durante los fines de semana a los reincidentes en hurtos por valor inferior a 400 euros ha sido muy polémico y criticado por otros grupos, singularmente por Emilio Olabarria, del PNV.

Pero no sólo hay endurecimiento. También se han aligerado algunas penas. Por ejemplo, se suprimen las penas de cárcel para quienes vendan material audiovisual sin permiso, es decir, a los manteros, cuando el beneficio sea inferior a 400 euros.